viernes, 2 de diciembre de 2016

Escribir, escribir…

Escribir, escribir…

Hoy es un día de esos de pensar, de esos de reflexionar, de esos en los que me siento frente al pc y solo tengo ganas de escribir y escribir, vaciándome de todo y de todos….

Desahogando y contando todo lo que últimamente me pasa por la cabeza que no es poco…

Hay un compañero de trabajo el que no para de meterme ficha día a día, cada día que pasa avanza un pasito más, sin yo dejarle, yo no muestro ningún tipo de interés por él, más allá del meramente profesional tiene que venir a casa a colocarme unos halógenos en el baño… Él se piensa que es la excusa perfecta para poder follar, pero nada más lejos de la realidad, tan solo quiero tener luz en el baño y cambiar la bombilla colgando por un par de focos bonitos, para poder maquillarme bien y no asustarme cada mañana cuando me monto en el ascensor…

El ayer se acercó a mí, rompió la barrera, se acercó del todo, tan del todo que pude notar su presencia cerca de mi… Y no me pone nada, es más me resulta desagradable tenerlo tan cerca, su cuerpo tan pegado a mí, enseguida me separe…

Eso él, pero por el contrario cuando estoy cerca de ella, soy yo la que se quiere acercar la que quiere estar más y más cerca, a ella sí que la deseo y a él no… La deseo, la miro y veo su camisa y vuela mi imaginación…

Mi hija tiene la clave, ella es sabia si no le caes bien a ella no eres buena para mi, es una norma no escrita y a “44” no la traga, da igual que sea la madre de su amigo especial, dice que me manipula y no le gusta nada que vaya con ella…

Y el finde pasado un montón de tíos guapos, feos, altos, bajos y yo todo el rato mirando la tv pq como les mires más de dos veces seguidas ya se acercan a ti…

Sería tan fácil que me gustaran los tíos, tan sencillo, tan fácil que yo me sigo empeñando en lo más difícil del mundo, que me gusten las chicas, las personas más raras, complejas, difíciles e inentendibles del planeta tierra… Pero también las más increíbles y maravillosas, las sonrisas más preciosas…

Y ahora esta lo otro, eso que no me para de dar vueltas en la cabeza desde que vi a una pareja lesbiana el sábado, de verdad yo me imagino de pareja de una mujer?

Quizás la pregunta debería de ser yo me imagino de nuevo con una pareja a mi lado? Y la respuesta es más que clara, hoy por hoy noooooooooo… Y ya van 4 años y a días me agobia y otros me resbala y me da igual…

No hay comentarios:

Publicar un comentario