lunes, 3 de octubre de 2016

Cuando la canción deje de soñar...

Cuando la canción deje de soñar...

Me armo de valor y bailamos dejando muy poco lugar a la imaginación...

Bailamos tan tan tan tan tan pegadas que puedo sentir su respiración...

Rodeo su cintura con mis manos y dejo volar la inspiración...

La música suena, yo ya no recuerdo ni el nombre de la canción...

Sí que recuerdo, el deseo, las ganas, la excitación... Esa mezcla tan nueva, como deseable en mi interior...

Ni escucho, ni oigo y poco me importa ya lo q puedan pensar los demás...

Por más q lo pienso, no me creo q fuera capaz de vivir esa situación... De ser yo la prota, por una vez...

Mis amigas atónitas, observan de lejos, nos ven y no son capaces de creer lo que están viendo... Tan solo cuchichean entre ellas y nos miran con una mezcla de orgullo, envidia y rubor en las mejillas...

Esa verdad me empapa de realidad... Ya he dejado atrás los quizás, esto es real, tan real que no puedo dejar de deslizar mis manos por su piel...

Un imán me atrapa a ella casi sin querer...

Mis miedos esta vez son mas valientes que mi propio atrevimiento, ese que tantos y tantos años no me dejaba avanzar... 

Mis manos acarician su espalda, de una forma mágica, acarician mis miedos, arden mis deseos...

Su cintura es increíblemente perfecta para mí...

Mis dedos arden de deseo, desean acariciar de nuevo su piel desnuda, recorrer de nuevo cada recoveco de tu cuerpo...

Ternura, pasión, sentimientos derretidos al son de la canción...

Pensamientos evaporados y deseados en cada letra, en cada estrofa, en cada melodía...

Deseo besarla, pero no lo hago, tú en cada paso me provocas un poquito más...

Ni la miro, ni sonrío, tan solo disfruto del momento, desconecto y dejo de pensar en que pasará cuando la canción deje de soñar...


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario