sábado, 6 de agosto de 2016

Su piel mojada resbalando entre mis caricias, mientras las demás dormían...

Fui a la fiesta sin ilusión, sin ganas, sin ánimos... Me llamaron y por compromiso tuve q ir, era el cumple de la q se llama mi mejor amiga... Casi ni me acordaba de ella si os soy sincera, la había visto 3 o 4 veces, en otras fiestas, en algún cumple, otra vez en un bar y en el finde carrera de nuestra amiga común, pero siempre que coincidíamos lo pasábamos genial…

En cuanto entre por la puerta se alegró de verme, su sonrisa la delato enseguida, yo la verdad es que me quedaría embobada mirándola, es guapísima, pero disimulaba, le sacaba más de 10 años!!! Pero la edad es tan solo un número y una vez más la vida se empeñó en demostrármelo…

Nuestros besos desordenados, con prisa, con una y mil caricias... Mi piel, atrapada en su piel y mis labios callaban sus gemidos a besos...


El amanecer era testigo, el agua templada nuestro cobijo... Su sonrisa nerviosa, su mirada decidida... Mis deseos ahogados en ilusiones de una noche de verano...

Su piel, su olor, su tacto, todo mañana al salir de allí quedaría en nada…

Quizás el alcohol, quizás un por probar o quizás tan solo se sentía atraída por mí de verdad...


Llegamos con un tremendo dolor de pies de haber estado bailando juntas y divirtiéndonos toda la noche, risas, alcohol, música y muy buena compañía...

Las demás se fueron a dormir mientras nosotras nos quedamos en el jardín, nos descalzamos y pusimos los pies a remojo en la piscina...

Todavía era de noche, la piscina estaba en calma, tan solo se escuchaba el silencio, un silencio sepulcral q nadie quería alterar... Sus pies comenzaron a chapotear y me miró entre tímida y despistada, me pregunto

- Te quieres bañar?

yo solo le conteste

- Estás loca ahora no me pongo el bikini ni de broma…

Sonrio, me miro de reojo y dijo:

- no hace falta bikini, total estamos las dos solas!

Su frase me hizo temblar de deseo, pensé, en serio? El alcohol, su sonrisa y mi escasez de sexo, me nublaban la razón!

La mire tan solo una vez, observe como poco a poco comenzaba su ropa a desaparecer, primero la camiseta, después el sujetador, me giré ruborizada, ella me susurró mientras toda la ropa iba desapareciendo,

- nos metemos?...

Su voz sonaba a invitación, me invitaba a bañarme con ella y puede que a algo más...

Ya no eran imaginaciones mías, la insinuación era total...

Me desnudé poco a poco, me ruborice, temblé y no pensé, desconecte, me metí en el agua y tan solo la mire...

Ella también me miró, yo nunca la había mirado así, se veía preciosa a la luz de la luna y las estrellas, tan adorable... Me acerqué muy poco a poco a ella, no la quería asustar, quizás sea una de las locuras de su vida y una de las más bonitas de las mía, eso seguro...



La abrace por detrás, rodee su cuello con mis brazos y empecé a darle besitos por el cuello...

Ella no decía nada, tan solo me dejaba seguir, baje por su cuello todo lo lento que pude, el agua le llegaba justo a la altura de los hombros... Mis piernas rodearon su cintura, ella seguía inmóvil, no movía ni un músculo del cuerpo...

Me solté y la mire a ella, a sus ojos y a sus labios... Una imagen preciosa, un momentin de esos que deseas capturar para siempre en la mente, un instante fugaz de cordura...

Nuestros labios se deseaban, nuestras manos se acariciaban... Nuestro beso se acercaba, fue ella, fui yo, el deseo tan grande, la tensión o los nervios que no paraban de saltar, da igual, tan solo sucedió....

Nos besamos, un labio a labio eterno, mis labios atrapaban sus labios, los suyos no dejaban escapar a los míos... Nuestras lenguas poco a poco comenzaron aparecer en esa batalla…

Nos separamos para respirar, ella temblaba, la abrace con ternura, con mimo, como si fuera de porcelana, tan frágil q se pudiera incluso romper...


Nuestros cuerpos frente a frente se empezaron a rozar, a acariciar, mis manos, sus manos, mis caricias, sus caricias... Al agua resbalando por mi piel, por su piel... Gemidos ahogados en besos, a besos...

Su cuerpo me invitaba a más, me daba permiso para seguir y avanzar...

Me coloqué tras ella, abrí sus piernas con mis piernas, a la altura de sus caderas, acaricie sus pechos, me perdí en sus muslos, un escalofrío la recorrió entera, gire su cara, la mire y la vi, vi su mirada abandonada a mis deseos, a mis juegos, a mí sexo...

Baje con mis manos por su cuerpo, resbale mis miedos por su suave piel, toque su interior, pude notar cómo su excitación palpitaba entre mis dedos, entre mis caricias, entre mis deseos...

Sacudidas de placer, de deseo, de sexo inundaban esa piscina en silencio... Poco a poco fue recobrando la razón, no dijo nada tan solo me besó... Y yo mientras le susurraba al oído... y me susurras al oído: desde la primera vez que te vi supe que acabaríamos así....


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario