lunes, 25 de julio de 2016

Existe una soledad...

Existe una soledad, que no se puede explicar, que te atrapa y te impide casi respirar...

Es una soledad que solo la conocen aquellos que la viven, aquellos que la sufren, aquellos que se pierden en ella, Navidades, Semana Santa, veranos interminables, un finde si y otro no o simplemente cualquier día entre semana del año...

Es una soledad imposible de explicar, esa sensación, esa angustia, esa gran desazón interior...

Intentas llenarla, calmarla, cambiarla, disimularla, haciendo una y 1000 cosas, inventando planes absurdos, quedadas impensables y todo con único fin de pasar el rato, deseas q el tiempo y el reloj pase lo más rápido posible, cuando ella no está tu lado...

Incluso hay personas que deciden compartirla con un nombre distinto cada día o simplemente con el mismo, pero te da igual, escribas los nombres que le escribas, quien te haga compañía, esa soledad siempre será tuya, tuya y de nadie más...

Es única, exclusiva, personal e intransferible y no se puede evitar...

Es una soledad que tú has decidido, la soledad más cruel, más dura y más difícil de asimilar del mundo...

No hay cura posible, conforme van pasando los años, aprendes a sobrevivir algunos días con ella!

Separarte de tu mitad de tu peque de la persona más importante de tu vida, aquella que cuando apareció te abrió los ojos a un mundo mejor, te demuestro que el amor auténtico, verdadero e incondicional existe...

Ese AMOR con mayúsculas es real y que cada día que pasas junto a ella, lo tocas, lo estrujas, lo achuchas, te lo comes a uno y mil besos... Lo sientes, lo ves, simplemente con mirar el reflejo de sus ojos frente a los tuyos...

Y tú le miras y no puedes evitar babear, sonreírle como una idiota, enamórate cada día más de ella si es posible...

El amor de nuestras vidas, la mayor motivación, la mayor alegría, la mayor experiencia...

Esa personita que un día salió de ti y cada día se hace más y más grande, te sorprende, te enseña, te regala, te cuida, te mima, esa que cuando se va a su otra vida deja un hueco tan tan tan grande tan imposible de llenar que tan sólo se puede llamar SOLEDAD!


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario