sábado, 16 de abril de 2016

Sabes he aprendido a vivir sin casi pensar en ti...

Sabes he aprendido a vivir sin casi pensar en ti... Bueno más bien sería me he obligado a mí misma a dejar de pensar en ti...

He aprendido a dejarte tu espacio, a no esperar un mensaje tuyo para sonreír...

...a no escuchar tus audios de inmediato, mordiéndome las ganas y peleando con el tiempo para que me vuelvas a
contestar...

He aprendido a no imaginarte en mi vida a pesar de que creo q seria muy guay tenerte cerca cada día...

...que no te gusta que te agobien, tú necesitas tu espacio, tu tiempo, tus momentos, asimilar todo, analizarlo y ya si eso me saldrás tú a buscar...

He aprendido a verte real, a ver tus
debilidades y tus defectos y aun así me sigues pareciendo la chica más enigmática e interesante que he conocido jamás...

...he aprendido que no debo de sentir nada por ti, pero que hago, me miento a mí misma o me sumerjo de nuevo en un mar de mentiras con zozobras y olas de desilusiones...

He aprendido a verte vulnerable, he oído
tus lágrimas al otro lado de la línea de teléfono y eso ha partido el alma...

...que si no me escribes no quiere decir que no te acuerdes de mí...
He aprendido a no esperar cada Mñn unos buenos días de tu boca, para que mi día empiece mejor y más bonito si escucho tu voz antes de activarme y vivir...


...a no pensar cuando
entró en WAPA que tú les das una y mil vueltas a todas y q tú eres justo la única que nunca podré tener...

He aprendido a dejarte tu espacio y a no pensar que si tú quieres me saldrás a buscar...

...a no esperar una respuesta tuya de inmediato, me has enseñado que mucho no quiere decir todo y que poco a veces es más
que mucho...

He aprendido a leer entre líneas tus face, a preocuparme en silencio por ti... A no interpretar tus silencios, tus canciones, tus estados, tus tuits esos que dedicas a todas menos a mi...

...a mirar tus sonrisas a escondidas, a mirar tus fotos de reojo para no mirarte como una idiota que babea mil
ganas de volverte a ver...

He aprendido a dejar de pensar que serías un bonito regalo que nunca podrá suceder... Un instante efímero que se pierde en el abismo de todas las dudas que vuelan en mi...

...a no pensar en cómo serían nuestros besos o en cómo sería tenerte junto a mí de nuevo...

He aprendido a no quererte tanto, gracias a que he empezado a quererme más a mí...


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario