miércoles, 27 de abril de 2016

Gracias chicAs...

Gracias chicAs...

3 días... Viernes, sábado y domingo... Un finde enterito...

Tenía miedo de este finde, dudaba entre ir o no ir, las cosas entre nosotras 3 no estaban muy bien, mis dos A favoritas y yo no estábamos pasando por el mejor momento de nuestra amistad...

Era un viaje que me apetecía, pero no me apetecía de verdad, tenía miedo de que fuera el detonante para perderlas del todo, por eso ponía interés, pero no demasiado interés, me protegía a mí misma de vivir una nueva decepción y justo no es lo que más necesito en estos momentos, así q con todos mis miedos prepare la maleta...

Con cada prenda que metía, un pensamiento, y si ya no mola? Y si se nos ha gastado la amistad? Y si ya no me siento cómoda? Y si vuelven a salir mis celos absurdos? Un millón de dudas volaron por mi cabeza...

Pero en cuanto se montaron en el coche tuve claro que sería un finde genial...

Volvió nuestra complicidad, nuestras risas, era como si no hubiera pasado nada, como si la distancia de estos meses se hubiera quedado en cada uno de los kilómetros que nos separaban de la playa...

El viaje de ida fue una terapia, una contaba y las otras dos escuchaban....

Fue genial, me encanta esa sensación de poder gritar en mi coche todo lo que me preocupa y q estén a mi lado dos personas escuchándome y aconsejándome... Se llama amistad, aunque peleemos y discutamos, el perdón es más bonito y sabe mejor... Además las peleillas nos unen más...

Al llegar, descargamos las maletas, subimos la comida, llenamos la nevera... Y el ambiente poco a poco se lleno de risas, de música, de complicidad...

La primera noche ni salimos, nosotras, una botella de sangría y una app para el móvil y no hizo falta más... Cualquiera que nos hubiera visto por un agujerito, habría pensado y estas que se han metido, nada, simplemente nos juntas a las 3 unas horas juntas y nos transformamos, sacamos nuestra mejor versión y no necesitamos nada más, es un cóctel que se llama felicidad!

Esa sensación de dolerte la mandíbula de tanto reírte, hace mucho mucho mucho tiempo que no me pasaba y me vino genial, todas conseguimos desconectar de las clases, los estudios, la familia, el ex...

Todo se evaporaba en ese mini apartamento, que no lo cambio por una suit sola en el mejor hotel del mundo, su compañía convierte un mini loft en un hotel de 5 estrellas, son ellas, sus esencias, sus magias, sus formas de ser, sus peculiares personalidades, sus defectillos también...

Confidencias en la toalla, charlas eternas, risas, bocadillos, sangría y más risas... Fotos, fotos y más fotos...

Un único drama, normal tantas mujeres juntas tantos días, un drama que nos ha unido más si era posible, aquí ninguna intenta ser nadie que no es, somos nosotras mismas al natural, sin coacciones, libres, con virtudes y también con defectos y esa mezcla de todo bueno y malo, malo y bueno es precisamente lo que hace que sea tan guay...

Gracias chicas por un finde de 3 días más que genial, una vez al año recargáis mi ilusión por creer de nuevo en eso que algunos llaman amistad y que yo hasta que os conocí lo veía como algo inalcanzable pero que gracias a vosotras hoy puedo decir que es real, os quiero!


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario