martes, 19 de abril de 2016

Fresas…

Ayer entre yo solita, bueno de la mano de mi chica en una frutería, es algo que me daba pánico y un buen día no me lo pensé y lo hice…

Tengo que volver que me pareció muy borde la frutera, hay que darle otra oportunidad para ver si tiene una sonrisa bonita, como una frutera que yo me sé o simplemente es borde … Ella se alegró por mí… Mi chica ceno unas fresas con azúcar muy ricas que había comprado con su mamá y yo avance, di un pasito más…

Me despierto con una sensación rara dentro de mí, la he llamado como “no sé qué me pasa”, se lo he contado a una persona que de un tiempo a esta parte esta súper cerquita de mí y me he ido al gim, como todos los Martes a pesar de que me apetecía menos cero, ya que no tengo trabajo, al menos tengo tiempo, todo el tiempo del mundo para poder ir al gim…

Primero clase de trx, luego charlita con mi monitor/amigo un te calentito, después sala, natación y un ratito de sauna, baño de vapor y por ultimo spa…

Salgo del gim con la respuesta a mi “no sé qué me pasa”, estoy mimosa perdida o como yo defino a mi estado de animo “I need mímicos” así tal cual, ya ni me acuerdo de la última vez que me sentí querida y deseada por alguien de mí mismo sexo… Y he pensado lo guapa que me vi ayer y en las fresas, la nata y mil recuerdos han venido volando a mi mente, entrando sin permiso, desordenando mis sentimientos…

Ayer me mire al espejo y me vi guapa, faldita, algo de maquillaje, mis mechas brillantes, sonrisa, frase de mi hija: Mamá como vayas así vestida parece que te guste mi profe…, que yo me mire me vea guapa e incluso deseable, quizás hasta follable, es muy raro, pero nadie me dijo, anda mira qué guapa estas hoy, echo de menos que alguien me lo diga, yo cuando mis amigas están guapas se lo digo, igual que a ellas les gusta que se lo digan, pues a mí también…



Fresas, las fresas tienen la culpa de todo, fresas, nata, mi piel sus labios resbalando por mi cuerpo…

Hace 3 años que cometí una de las mayores locuras de mi vida, sin pensar, sin planear, una bonita locura y hoy por hoy un precioso recuerdo del que todavía me quedan las sensaciones que viví…

Me muero de ganas de volver a repetir esa experiencia, de cometer una y mil locuras en mi vida, no una cada 3 años, a veces me pregunto si de verdad estoy viva o tan solo soy un fantasma de alguien que un día llego a ser y ahora solo vaga por el tiempo, pierdo el tiempo, lo idealizo, lo valoro tantísimo que debería de abrir los ojos a la cruel realidad, mi tiempo se escapa entre los dedos, como el sábado se escapara la arena del mar entre mis dedos…

Fresas, nata, su cuerpo y mi cuerpo, caricias, besos y un millón de orgasmos ahogados en mis labios, en su almohada y en su piel, imaginación hoy, quizás realidad mñn, creo que por más que la desee será de nuevo un no, no, no y no…Y si no le gustan las fresas? Y si no le gusta la nata? Y si sencillamente no le gusto yo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario