lunes, 4 de abril de 2016

7 días…

Han sido 7 días interminables, largos, perfectos, preciosos, los he aprovechado al máximo, me he recargado de ti, de tu esencia, de tus palabras, de tus “te quiero mamá”, de tus “te reto a que me beses” y me regales un pico y una sonrisa…

Bici, patines, netflix, complicidad, amistad, charlas antes de dormir, abrazos inesperados, lo has sido todo para mí en 7 días… 7 días seguidos uno detrás de otro, enterita y para mi solita, disfrutando de cada paseo en bici juntas, de cada momento de complicidad…

Me ha encantado cada instante, cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día que he pasado a tu lado, han sido las vacaciones perfectas, tú y yo y que se pare el mundo que el resto me da igual y esa es la sensación que me inunda cuando tu estas cerquita de mí, mi tiempo es tuyo, te lo regalo, mi bien más preciado te lo entrego a ti solita en un abrir y cerrar de ojos…

Hemos visto Pixels y madres forzosas como 3 veces seguidas la temporada entera, ya casi nos sabemos los diálogos de memoria, te encanta y a mí me gusta más que te encante tanto…

Me has mandado videos desde tu móvil a mi móvil a pesar de estar en la habitación de al lado, me has hecho reír y también llorar de emoción, nos hemos divertido, te he contado mis comeduras de tarro, tú me escuchas y me metes caña, me enseñas a ver la vida a través de tus ojos… Tus consejos sobre las amigas…

Te quiero Carlota ni en mis mejores sueños me hubiera imaginado a una hija tan genial como tú, quizás algo tenga que ver que yo molo como madre un montón, como dices tú, mamá eres una mamá genial y mis amigas dicen que ojala fueras su mamá…

Creo que no te he castigado ni una sola vez, me has desesperado con la comida, pero eso ya lo llevas de serie, has probado comida nueva, me has hecho una y mil preguntas, nos hemos pasado el New Super Mario y Super Mario World entre las dos, hemos aprovechado cada uno de los días que hemos pasado juntas…

Sabes ya no temo que llegue el verano, ni las navidades, ni la semana santa, porque he aprendido que si estas con él muchos días seguidos, luego te disfruto yo el mismo tiempo, así que solo me queda darte las gracias por enseñarme amar de verdad y demostrarme que el cariño y el amor incondicional existen, me lo confiesan tus ojazos y tu forma de mirarme cada día, te quiero, te amo, te adoro, cosita pequeña, verte es el regalo más bonito que me ha dado la vida jamás…

Y solo tú consigues que sonría como una idiota que se acaba de enamorar... Mis ojos y mi mirada brillan si tu estas cerquita de mi... Mil gracias por existir...

Para que luego digas que les escribo a todas menos a ti, TE QUIERO MAS QUE A MI VIDA, osea más que A TI! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario