jueves, 10 de marzo de 2016

escribir, escribir y volver a escribir es a veces la mejor forma para escapar de aquí...

escribir, escribir y volver a escribir es a veces la mejor forma para escapar de aquí...

Me encanta escribir, expresar todo aquello que en persona no me atrevo a decir o a contarle a nadie, pero es gracioso como no me importa publicarlo en mi blog y q me lean un montón de desconocidas…


Mi blog mi pequeño rinconcito donde ser yo y contar todo tal cual, me da igual quien pueda leerlo, total nunca escribo para nadie que quiera leerme…

Bueno eso no es del todo cierto hay una sùpermamá Evi, ella si que me lee y también me dice que me deja a sus hijos así voy con ellas a la biblio los martes y los jueves, sus palabras me hacen sonreír… Es la mejor y la quiero un montón, con ella analizo todo, todo y todo de mi vida ella me da uno y mil consejos y yo hay veces que le hago caso y otras no…

Hay quien dice que actuó mal contando mi estado de animo en las redes sociales, pero que quieres, si me encuentro súper sola, quizás es mi culpa o son ellas o soy yo, no se qué es pero nunca me he llevado bien con las chicas, mi gran asignatura pendiente, para amigos prefiero mil veces a los chicos, con ellos se puede hablar de todo, pero si les hablo mucho, corren el riesgo de enamorarse de mí, de mi esencia esa capaz de atraer a todos los chicos y la misma que tanto repele a las chicas, sobre todo a las de mi misma condición sexual…

Una vez una chica me dijo, cualquier lesbiana o hetero se podría enamorar de ti, porque eres genial, encantadora, solidaria, te preocupas, te desvives por hacerla feliz, eres capaz de todo por alguien que está mal, hasta de correr a su lado en una cálida noche de Mayo… Además tienes una sonrisa preciosa y una mirada transparente y muy bonita… O la frase de “tu hija es incluso más guapa que tú!”


Quizás si dejara de creerme un patito feo y me convirtiera en el cisne precioso que desean todas, y fuera yo la que no tuviera tiempo para hablar y dejara de mendigar un hola, que tal?...

Sea lo que sea, me depare lo que me depare la vida, quedándome en casa no voy a aprender ni me voy a equivocar, tengo que salir de mi zona de confort y alejarme de todos los fantasmas de mi pasado que algunos días vuelven a mi cabeza, tengo que convertirme en cisne y dejar atrás el patito, pero debo hacerlo ya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario