martes, 1 de marzo de 2016

Esa sensación…

Esa sensación de que todo me importa una mierda si tú estás lejos de mí, esa asquerosa sensación que te llega asfixiar, esa sensación duele, ese gran vacío que dejas en mi vida, cuando te vas, las tardes de los Martes y los Jueves y un finde cada dos...

Esa sensación solo la pueden entender las madres separadas con hij@s, las demás nunca os haréis una idea de lo que cuesta cada día levantarse de la cama sin tener a mi mitad cerquita de mí y cada año que pasa es mil veces peor que el anterior, creo q esto nunca se pasara...

Aunque soy consciente de que fue mi decisión, yo y mis circunstancias y por eso soy tan especial y tan diferente, quien me conoce dice q dan ganas de darme mímicos que mi mirada lo pide, pero nunca hay nadie dispuesto hacerlo, ni yo me dejo... Que llevo una etiqueta de fácilmente achuchable, que soy como un osito gigante de peluche, suave y blandita… (nada follable)

Mis fotos, mis estados de ánimo, mis miradas perdidas y encontradas, nunca se han reflejado en nadie, las personas con sentimientos no estamos de moda, las personas buenas somos una especie en peligro de extinción... Es triste pero es así y así es como me siento hoy, quizás mñn tenga ganas de comerme el mundo pero hoy me temo que no...

Hoy no tengo ganas de nada, me sentaría en el sofá a ver cómo se pasan las horas del reloj sin hacer nada de nada, pero mi tiempo es valioso y debo de sobreponerme a estos momentos de bajón y superarlos con un gran empujón, pero no puedo refugiarme en quien me lo de y que pasa cuando esa persona no me lo de o no me lo quiera dar, me volveré a hundir, una vez más? Por eso y por más la única que me debo levantar soy yo solita y dejar de esperar el apoyo de los demás que últimamente se cuenta más por desilusiones que por ilusiones...

Yo y solo yo soy la única persona importarte en mi vida, mi bajísima autoestima tiene la culpa de que yo no lo quiera ver y me inventé a personas irreales incapaces de perder un poquito de tiempo en sus vida para preocuparse por mí...

Tú eres tu mejor amiga y también tu peor enemiga, tú te das uno y mil besos pero mil bofetadas también... 

Simplemente se llama vivir y hay días que sí y días que no, las hormonas, el tiempo, nuestras circunstancias influyen en nuestros estados de ánimo, tan pronto subes como bajas pero eso no es malo, son lecciones que te da la vida para que aprendas a saborear mejor las alegrías que todavía te quedan por vivir, hay quien dice "siempre, lo mejor está por llegar" y encima hoy me toca subir a entrenar, olvidarme de todo jugando primero a basket y luego a balonmano, quizás antes un poquito de gim, lo que siempre me ayudara sera escribir, escribir y volver a escribir..



Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario