miércoles, 30 de marzo de 2016

24 horas x 8 días...

Hay decisiones que cambian vidas, instantes, detalles, oportunidades perdidas...

Pues yo hoy he tomado una decisión que no creo que te importe lo más mínimo, no voy a escucharte, ni quiero hablar contigo más
, ya vale!

He esperado paciente 8 días a que me contestaras y tú me escupes un puto audio de 5 tristes minutos...

Me he pegado 24 horas x 8 días esperando una respuesta y nunca llegaba, me vibraba mi súper reloj, miraba el móvil con ilusión y lo apagaba con desilusión...

Te necesitaba como amiga, para preguntarme qué tal estás?, como llevas el finde? y que me hicieras reír y todo pasara más rápido contigo a mi lado, pero nunca estás y ahora que me pongo a pensar nunca has estado, mi padre en la uci, la operación de mi abuela, mis vacaciones sin Carlota... Nunca te he tenido cuando más te he necesitado y tú a mi si, sé que la amistad es libertad y bla bla bla bla pero en los peores momentos de mi año te quería a mi lado y tú no has estado…

Y mientras tú, a tu rollo, en tu vida y a mí que me den, pues se acabó, ya me canse de ir detrás de nadie, no te necesito en mi vida, no a ese precio, ni de esa manera...

El precio que pagó es bastante elevado, me robas mi tranquilidad, haces que regresen los fantasmas del pasado, que llevaban muchos meses dormidos, tú los despiertas, y también despiertas a mis mayores miedos, mis temores más profundos, y no estoy dispuesta a retroceder ni por ti ni por nadie, sé que te echare mucho de menos y que me costara mil volverme abrir a alguien de nuevo, pero de esta también aprenderé otra lección, otra más y ya van más de 16!...

Tras estos 8 días sin existir he pensado, si no estás a mi lado en mis momentos malos, tampoco te quiero a mi lado en los buenos, no te mereces mi mejor versión...


Me puedes llamar dramas o como te dé la gana pero soy así y si me haces daño, lo más inteligente es alejarme de ti, no creo ni que te enteres de que ya no estés en mi vida, estas demasiado ocupada, para tener un huequecito para perderlo pensando en mí, nunca me sentí ni especial, ni diferente a tus 50 me gustas…

Te necesitaba a mi lado y cuánto más te necesito, más me fallas, nuestra amistad te queda grande por todos los lados, no sabes ser mi amiga, no entiendes lo asquerosamente sensible que soy y que yo con mis amigas hablo a diario, no un día 5 audios, otros llamadas de 1 hora 25 minutos y luego 8 días sin una sola palabra, lo siento pero esperar una respuesta, una palabra tuya me hace daño...

Así que, se acabó, gracias por estos meses, por las charlas, por tu confianza depositada en mi, gracias por devolverme momen
táneamente la ilusión, gracias por tu valioso tiempo invertido en mí, lo digo así porque así es como me haces sentir, que mi tiempo no vale nada y el tuyo vale mil y eso no me gusta y me hace perder mi autoestima que me ha costado tanto recuperar, no estoy dispuesta a perderla en un abrir y cerrar de ojos...


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario