lunes, 15 de febrero de 2016

Tú y tu ilusión por ese deporte que corre por tus venas desde bien peque...

Ha sido un partido brutal, épico, te has salido, yo desde el banquillo aplaudía tus jugadas sin pensar en nada más, volabas por la pista, vaya golazos desde el extremo has metido...

Me gusta que estés tan feliz y lo que más me gusta es que estés tan bien contigo misma, con un poco de ayuda de tus pastis, el otro dia lo confesaste, ya no estás ni triste, ni deprimida, ni te dan tus neuris, ni nada de nada, ahora eres feliz, me gusta verte así, una vez alguien me dijo sabes que quieres a alguien cuando quieres verla feliz a pesar de ti y así es como yo tengo que aprender a verte una compañera más que ha hecho un partidazo...

Tus ganas, tus energías, tú entusiasmo en cada entreno, tú esencia, tú personalidad, tú en estado puro... Sin maquillajes, sin tabúes, tú al natural, tú y tu ilusión por ese deporte que corre por tus venas desde bien peque, balonmano esa droga que un día yo te ayude a no dejar, te borre esa idea de la cabeza y ahora te ayuda avanzar, te encanta subir a entrenar cada martes y cada viernes...

Sabes todavía me acuerdo cuando yo te anime a que no lo dejaras, fui yo la que te llamaba cada noche antes de dormir y la que te ayudo a que entendieras que todavía no lo podías dejar... Pero eso es pasado, un pasado bonito, pero irreal...


Yo ya he cumplido mi misión en tu vida, te he enseñado una alternativa, una nueva posibilidad y tú no la has querido ni mirar... Miedo, pánico, terror a lo desconocido, da igual has decidido que te quedas en tu zona confort, no arriesgas, no lo intentas y a mi me alejas...

Hoy al acabar el partido, casi nos abrazamos, la tensión del final ha sido brutal, abrazos, besos, palmaditas, tú y yo nos hemos visto y las dos nos hemos mirado y evitado a la vez...

Yo he corrido a la grada abrazar a mi hija y tú has corrido hacia la otra grada y has besado a tu novio con una sonrisa de oreja a oreja, quizás ha sido fruto del entusiasmo del partido, la adrenalina del momento o es que simplemente le quieres y yo no lo he querido ver nunca, pero hoy sí que lo he visto y lo he sentido muy cerquita de mi, me he abrazado a mi chica y he notado como se me partía el corazón en uno y mil pedacitos por ti, una vez más...

Y he entendido que debo de dejar de verte por mi bien y el de mi salud mental, dejare el balonmano la próxima temporada, sé que las echare de menos cada findesemana pero no puedo verte, no es sano y aunque a veces duelan las cosas también es necesario para avanzar, bye bye balonmano, muchas gracias por los momentos buenos y malos que me has regalado, a pesar de todo ha sido una de las locuras más bonita de mi vida...

Todo acabo como comenzó, con una sonrisa, pero esta vez su sonrisa no era para mí... fin.


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario