sábado, 6 de febrero de 2016

Te echo de menos, simple y directo, sencillo y complicado...

Te echo de menos, simple y directo, sencillo y complicado...

Pero me temo que echo de menos a la imagen idealizada que tengo yo de ti... Esa persona ideal que existe en mi cabeza, difiere mucho de la realidad...

El reflejo de ti en el espejismo de mi mente es un borrador de lo que nunca llegaste a ser... 

Tu simpatía no es simpática, tu risa está perdida en una calle sin salida, tu mirada enigmática es tan sólo un deseo inacabado, incumplido, tu forma de ser es y será un puzzle incompleto que nunca encajara...
Tu imagen cálida y cercana se ahoga en un mar en calma con el agua congelada... Frío glaciar lucha contra el sol de tu playa en verano... El viento me revuelve todo por dentro, incapaz de ver más allá que tu propia mirada...

Tú no eres así, el reflejo de ti es mi amor engañado, perdido y olvidado que cada día lucho por mantener vivo en el recuerdo y q lo mejor para mí sería que cayera en el más profundo de los olvidos... Encerrarte en un cajón y que no salgas de ahí jamás... Perderte, desafiarme a mí misma cada día y conseguir olvidarte...

Borde, rencorosa, manipuladora, cabezota, mandona, idiota, creída, insoportable... 8 adjetivos que quien te conoce te los pone en un abrir y cerrar de ojos y yo me niego a ver, sigo con los ojos cerrados a la realidad, realidad que minuto a minuto se tiene que disolver hasta conseguir desaparecer... Verdades que me niego a creer que sean mentiras... El amor y la ceguera ocular...

Tus palabras, tus actos, tus desprecios, tus malos modos, tus silencios, todo existe y es real a pesar de no querer verlo...

Hoy me grito a misma: ABRE LOS OJOS DE UNA PUTA VEZ Y DEJA QUE SU VERDADERA ESENCIA LLEGUE A TI...
Inúndate de su personalidad, de su verdad, de la única realidad esa que no quieres ver porque sencillamente te niegas a ti misma que alguien tan bonita, tan perfecta, tan idealizada en tu interior pueda ser tan fea en el exterior... Ella no es real, no existe, vive tan sólo en tu imaginación y lo peor de todo tiene un sofá muy cómodo, blandito y con uno y mil cojines en lo más profundo de tu corazón... Cambia el sofá por un taburete de madera y poco a poco se caerá al suelo y se marchará... Todo está dentro de ti, en tu interior…

Tu imagen de ella no es real, aprende a mirarla con los ojos de la verdad, con sinceridad en la mirada y estarás salvada... Tu única salvación depende de tu forma de mirarla, de tu mirada, aquella que se enamoró de ella una tarde de Abril al sol en su terraza... Esa que se hipnotizo con su sonrisa, que todavía tras más de un año sueña con ella...

Esa mirada es la que tienes que enseñar a mirarla sin mirar, con la cabeza bien alta, sin miedo, sin cobardía, aprender a mirarla de nuevo con los ojos de la amistad y nada más!



Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario