viernes, 15 de enero de 2016

Tu cumple, él, ella y yo...


Tu cumple, él, ella y yo...

Estrenamos novia nueva como año nuevo, ayer celebramos el cumple de mi chica y fue una tarde rara y muy subrealista... Empezó con un Whats de él por la noche que yo leí al día siguiente, los hijos y el primo de la que hasta el momento era su novia oficial no venían al cumple...

Mi hija ya me había avisado de que papa tiene otra amiga, que le regalo un peluche de un perrito para papa Noel, pensé que no la traería al cumple de su hija llevando tan poco tiempo... Pero una vez más me equivoque y se presentó con mis ex suegros... Flipe, mi cara debía de ser un poema, se colocaron en una mesa al lado de mis súper mamás...

No sentí celos, ese es un sentimiento que ya no está presente en mi mente, pero una vez más volví a sentir envidia, él ya lleva dos y yo ni una, es más no soy capaz de conseguir una amiga que quiera que me acompañe al cumple de mi hija...

Tan exigente soy? O tan complicada? Imagine a princesa azul junto a mí, ella sí que me hubiera gustado que estuviera allí, seguramente hubiera protestado por todo, pero estaría a mi lado...

Me aferre a esa barandilla desde donde se veía todo el recinto, todas las paredes por las que se escala, dejando atrás la mesa de él y de ella, es mona rubita, delgadita, muy joven, le pega más que la otra…

Me centre en lo único importante en el cumple, que mi chica se lo pasara bien, la observaba, la animaba, trepaba por una pared, por otra y por otra, se reía con sus amigas y se lo pasaba genial escalando... Es mil veces más valiente y más fuerte que yo, yo creo q no subo a la pared y luego me tiró al vacío, ni de broma!...


Y pensé si ella está feliz porque yo voy a esta triste y simplemente cambie el chip, me evadí de todos y me límite hacer una y mil fotos, recuerdos que se quedarán para siempre en mi memoria y en la suya, celebrar su cumple con su papá y su mamá a la vez para ella tuvo que ser genial...
Qué más da que yo estuviera súper incómoda o que habría deseado que la tierra se me tragara...

Volaron a mis oídos frases como: "tú no tengas celos de ella", refiriéndose a mí, "ya me llevo yo esta ropa", o "ahora vendrá el que lo paga todo", me hice la sorda, la ciega y casi la muda y me límite a ver disfrutar a mi hija en la celebración de su cumple que era lo más importante en el día de ayer...

Cuando salí y encendí el coche no podía parar de llorar como una idiota, pero eran lágrimas por toda la presión acumulada, por los nervios, por las circunstancias...

Pero un pensamiento me hizo ver la luz y seco de golpe todas mis lágrimas, quizás al año que viene sí que pueda tener a alguien que yo quiera que me acompañe al cumple de mi hija, las mejores mis chicas, mis súper mamás y mis súper papas, esos no faltaron y estuvieron a mi lado defendiéndome a capa y espada, unas más acertadas que otras, pero a mi lado incondicionales como siempre, quizás a veces me decepcionen y en algunas circunstancias me sienta que no pinto nada con ella, pero a la hora de la verdad estuvieron a mi lado y eso es lo más importante de todo...

Me faltó una de mis preferidas, esa que me tranquiliza con sus palabras y que estoy segura que si hubiera estado, habría estado agarrada a esa barandilla junto a mí, dándome uno y mil consejos y enseñándome otro punto de vista de la situación como hace siempre, por eso es mi preferida...



Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario