sábado, 5 de diciembre de 2015

y me seguiré ahogando en amores de mentira...

Hay veces que yo misma me sorprendo hablando del amor, tal y como me gustaría vivirlo, intenso, incondicional, tierno, loco… Defiendo el amor hasta la saciedad, dando a mis amigas consejos, dándoles esperanzas de que algo así se puede vivir…

Pero al llegar a casa lo pienso y se desvanece la idea de mi mente, es curiosísimo como un sentimiento que yo nunca he vivido en plenitud, nunca en mi vida he tenido un amor correspondido, o me han querido a mi o yo a ellas, pero reciproco nunca, dar y recibir amor de verdad…

Ese sentimiento sobre el que llevo casi 1000 entradas escritas, me dan para escribir 5 libros!!!! Y a la hora de la verdad, mi única y verdadera realidad es que nunca lo he vivido de verdad, en mi imaginación millones de veces, pero la realidad dista mucho de la imaginación…

Nunca he deseado poner el despertador 5 minutos antes simplemente para ver a mi pareja dormir, nunca me he perdido en un domingo eterno de manta, sofá y pelis… Nunca he tenido una discusión sobre si hoy te toca a ti poner la lavadora o a mí, nunca le he preguntado a alguien en qué lado de la cama te gusta dormir, porque sencillamente nunca he tenido ganas de despertarme junto a nadie… Nunca jamas he tenido la sensación de que estaría horas y horas mirando a los ojos a nadie...

Todas las personas que han pasado por mi vida, todas aquellas a las que yo les he abierto el corazón, se han acabado marchando por ellas mismas o las he echado yo…

Sigo teniendo la esperanza de encontrar a alguien que con tan solo pensar en mí se le ilumine la mirada, alguien que tenga ganas de verme todos y cada uno de los días de su vida, alguien que quiera compartir conmigo sus días malos y sus días buenos también, alguien que me haga sonreír, alguien con la que tenga complicidad, alguien que soporte mis locuras, alguien que entienda que siempre por delante de ella estará mi hija, alguien que comprenda el significado de la palabra mamá… Alguien que sepa leer mi mirada y saber que me pasa, alguien que pueda ver mi encanto, incluso días que ni yo misma lo encuentre… Alguien que me quiera siempre a su lado...

Hoy miro al horizonte y pienso que quizás esa persona no tardara en aparecer o no aparecerá nunca y me seguiré ahogando en un mar de amores de mentira que parecen tan reales en mi corazón y casi los puedo alcanzar…

Una nueva desilusión, decepción, una nueva piedra en el camino, un nuevo obstáculo que tengo que superar… Esta vez me deja bastante tocada… Pero no hundida, saldré de esta y seguiré adelante porque si de verdad la vida me tiene que devolver todo lo mal que lo he pasado, me estará esperando una persona increíblemente genial, mi persona especial…

No hay comentarios:

Publicar un comentario