miércoles, 30 de diciembre de 2015

Sabes papá hoy ha salido el sol...

Sabes papá hoy ha salido el sol...

Todas las mañanas cuando me levanto subo la persiana de mi habitación y observo el día, llevamos unos días muy tristes, fríos, con niebla y sin sol...

Pero hoy la luz inundaba todo, hoy he visto el sol, no puedo decirte que he sonreído al ver el sol, porque te estaría mintiendo, me he alegrado un poquito si, eso si... Mi sonrisa y mi mirada siguen tristes, te están esperando...

El sol parece que te cura, te da alas y te da energías... He pensado en ti, en que seguramente seguirías en ese estado de semi inconsciencia en el que estas instalado, todo avanza muy lento... Al menos no empeoras y sigue todo estable...

Llueven a nuestros oídos comentarios, suposiciones, conjeturas, pero la única realidad a la que debo aferrarme es que sigues vivo y tienes que seguir luchando...

Hay pacientes que llevan 4 meses sedados, otros dos semanas, otros días...

Me gusta observar a las personas mientras me coloco la bata y espero mi turno para entrar a verte, en esa sala de espera hay de todo, personas muy distintas, hoy he oído hablar a lo que parecía una familia que la abuela estaba en la UCI, decía la nieta, "mamá se pondrá bien la yaya" y el marido ha dicho una frase preciosa, de esas que me ayudan a seguir creyendo en eso que algunos llaman AMOR "hijos míos que grande se me hace la casa sin ella, le daba tanta alegría"...

Hoy Cristina se ha derrumbado, ha llorado mares sin consuelo, Pili sigue expectante, haciéndose la mayor y mamá bueno paso palabra, creo que no me ha saludado, yo te juro que en estos momentos no me sale decirle nada, ni darle dos besos ni nada... Pero tampoco discutimos ya, la indiferencia por ambas partes es total...

Ha venido la tía Pili, tu hermana, ha entrado a verte y Ha salido llorando, le recordabas a tu padre nos ha dicho, casi siempre vienen tus hermanos y los que tampoco fallan nunca son los novios de tus hijas, Jaime y Felix siempre están junto a ellas, yo sin embargo no tengo a nadie que se siente en la sala de espera y al salir de verte me dé un abrazo… Ese hueco en mi vida todavía está por llenarse, pero como tiene que ser increíblemente genial mi persona especial, pues se hace esperar, mi chica hoy estaba con su padre, pero siempre me pregunta por el yayo Carlos.

Hoy al entrar te he mirado, sigues inmóvil, sigues esperando que den con la tecla y te curen, te despierten y te manden a la planta y en unos días a casa...

Sigue luchando papá no te rindas por favor! Te quiero


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario