jueves, 12 de noviembre de 2015

Con lágrimas en las palabras...

Sé que nunca seremos nada más que amigas y ahora no somos ni eso, sé que aunque yo piense que serias la persona ideal para mí nunca lo serás, a pesar de que parezca que puedas ser de mi bando, no lo eres, te gusta tu novio, te mueres de ganas por estar junto a él…

Y no conmigo, créeme cuando te digo que ese ya es bastante castigo, me castigas cada día sin querer y también a idea, no me quieres hablar y a mí se me parte el alma en mil doscientos pedacitos chiquitines cuando no puedo ni decirte, que tal?, lo he intentado todo, todo y todo, pero no consigo olvidarte…

Siempre pienso en ti, en si estarás bien o mal, en que neuris nuevas tendrás… Me has congelado, me has alejado todo lo que has podido de ti, ya ni me hablas ni me quieres mirar ni nada de nada y te juro que cada día que pasa me dueles más…

No puedo obligarte a que me vuelvas hablar, eso es una decisión tuya, pq según tú te defraude, no me castigues tanto por algo que tampoco fue tan grave, lo grave sucedió en la primera cena de balonmano, hace un año, cuando aparecieron las primeras mariposas esas que a día d hoy todavía no se quieren marchar…

Sé que cuando leas esto te reirás de mí, te dará igual, pero te aseguro que está escrito un pedacito de mi corazón, quizás no debería de ser tan sensible como soy, pero soy así, me muero de pena y sigo llorando cada noche al bajar del entreno y al acabar cada partido, yo creo que ya vale, que ya me has castigado bastante… 

Todavía no tengo el valor de entrar a tu tienda y preguntarte a la cara si de verdad nunca me vas a volver hablar, si tan solo me lo escribes, todavía me queda la oportunidad de que no me lo digas en persona, pq si me lo dices en persona ya sí que me hundiré y no me quedara nada a lo que poder agarrarme, nada en lo que refugiarme, tan solo me quedara el duro camino de comenzar a olvidarte…

Me gustaría que me volvieras a tener en tu vida, que recuperáramos nuestra amistad perdida, la reconstruyéramos desde abajo, quiero volver a ser tu amiga, poder compartir los momentos importantes de tu vida contigo, quiero pasar un Domingo en el pueblo contigo y tu familia, verte desde el banco del juzgado, cuando te vuelvas a casar (a pesar de que querré gritar y secuestrarte para que estés conmigo, no lo hare, pq te veré feliz, esta vez sí que estarás guapísima y sonreirás de verdad), cuando tengas tu primer hijo poder estar a tu lado, decirte mis truquis, calmarte cuando te den ganas de tirarl@ por la ventana, cuando te apetezca criticar a tu marido, cuando necesites divertirte y reírte, quiero que te vengas una tarde de verano con nosotras a la pisci, quiero formar parte de tu vida, quiero volver a ser tu amiga, quiero poder volver a compartir una tarde de cervecitas y confidencias al sol, pero esta vez en mi terraza, ya no sé cómo más te lo puedo pedir, con lágrimas en las palabras, con esta carta, de verdad crees que no quieres tener a alguien como yo en tu vida, te prefiero mil veces de amiga, por favor cambia de opinión, por cierto detallazo con la foto del equipo el otro día…

Te quiero, pero tranquila se y he entendido que no debo, ni puedo quererte, pero la única verdad es que te quiero y quiero que vuelvas a mi vida, por favor, no eres un capricho, ni una obsesión, ni algo pasajero, llevo ya más de un año, creo que ya le puedo poner la etiqueta AMOR, te aseguro que yo no quería, pero él solito paso… Otro capítulo más de amor no correspondido en mi vida…

“Nosotros no elegimos de quien nos enamoramos y si lo dejamos escapar, quizás nos arrepintamos toda la vida…”

Y cada día que pasa pago las consecuencias de mi despiste, ese día en que baje la guardia y te deje entrar en mi corazón, corazón que no quería volver a sufrir ni a equivocarse, pero que sucedió…

Nunca me has visto como una persona interesante, ni muchísimo menos alguien con quien poder tener una relación sana, de esas que dices “yo sola estoy bien, pero contigo mucho mejor”, sé que tienes mil y un prejuicios, tranquila yo también los tenia, no es tan solo sexo, hacer el amor con una mujer o con un hombre, no se trata de eso pq al fin y al cabo son besos, caricias y piel, orgasmos que se pueden crear con mucha imaginación, es algo más, es la sensibilidad, la pasión, los sentimientos a flor de piel, es la sensación de mirar a una persona y querer mirarla durante toda su vida, poner la alarma 5 min antes para poder verla dormir, que este mal y quieras correr ayudarla, que le den un balonazo en toda la cara y se te pare el corazón, eso querida Carolina en mi vida solo me ha pasado contigo, por eso me cuesta tanto pasar página, pq me niego a mí misma que esto no sea de verdad, pero no lo es y yo tan solo tengo que asimilarlo, no me voy a hundir, ni me voy a morir, tan solo me deja un poco tocada y he vuelto a cerrarme al amor, no me quiero volver a ilusionar, no quiero sufrir más, pero ese es mi puto problema y a ti te da exactamente igual…

Soy joven, estoy empezando a vivir de cero, podre encontrar a alguien que me quiera cuidar y mimar a mí, si me dejo, incluso quizás yo también a ella, pero pase el tiempo que pase, dudo mucho que alguna vez pueda alejarte del todo de mi… Cuando alguien esta tan tan tan dentro es difícil olvidarla sin más…

Déjame volver a tu vida como amiga, por favor…


No hay comentarios:

Publicar un comentario