sábado, 19 de septiembre de 2015

Subidón de autoestima al amanecer…

Cuando ayer entre en su casa supe que acabaría follando con ella toda la noche y así fue… 

Quien soy yo? y que he hecho con mi timidez?, me pregunto al llegar a casa todavía temblando de placer, cada día me sorprendo más a mí misma y ayer no iba a ser una excepción…

Hace una semana recibí un sms por WAPA y la verdad me sorprendió yo sabía quién era ella, pero lo que no tenía muy claro es si ella sabía quién era yo… Habían pasado mas de 4 años desde que la vi por ultima vez...

Cuando el pasado se reencuentra en el presente hay que dejarle que entre, ella fue la novia de mi única ex, esa ex que todavía a dia de hoy recuerdo con muchísimo cariño, mi primera chica, esa que conseguía que las horas desaparecieran entre orgasmos y palabras bonitas que me regalaba porque si… Esa que me cuidaba, me miraba y me trataba como si fuera un puto caramelo…

Tan solo tres palabras, Que haces esta noche? Nada, no tengo ningún plan, cenas conmigo, tengo vino, todo simple muy fácil y sencillo, el reencuentro de dos conocidas, la ex de mi ex…

Nuestro encuentro me trajo uno y mil recuerdos de mi pasado, a ella yo no le caía muy bien, la verdad es que nuestro trio era muy muy peculiar, yo celosa de ella, ella celosa de mí, yo no haciendo nada por impedir que estuvieran juntas, no era justo, yo todavía seguía anclada en mi pasado, un bollodrama bastante majo…

Y ayer compartí dos botellas de vino, confidencias, sofá y cama con ella… El pasado frente a mí, el pasado y yo que tan solo deje de pensar…

Ella ha cambiado, ya no es la niñata que yo recordaba, se alejó de un mundo bastante oscuro en que me ha jurado y perjurado que nunca se va a volver a meter, espero por su bien que así sea… Si no seré yo la que no quiera saber nunca nada más de ella…

Fue una sensación muy rara, por una parte estaba cómoda, me quite las botas, puse mis pies debajo de sus piernas, me rozaba la rodilla cuando me hablaba, pero no fue hasta que me pidió un abrazo, en cuanto nos lo dimos, todo cambio, que blandita, que a gustito, me transmitió una buena energía de flipar, me recargo, me gusto…

Fuma cosa que odio, le dije que no fumara, me dijo que no intentara cambiarla y me reto que me das si no fumo y le dije un beso y así con ese reto absurdo, fueron cayendo uno a uno mil besos sobre su suave piel…

Una simple frase desato la locura, me sumergió en una noche de placer y caricias infinitas… Fue brutal, espectacular, me perdí entre sus sabanas y lo mejor de todo es que me encontré a mí misma, me reencontré con una parte de mi, que a dia de hoy todavía no tengo muy claro porque aleje de mí, pero que ayer por fin recupere y espero que esta vez sea de verdad…

Me recordó mucho a ella, la manera en la que me invito a pasar a su habitación… La forma de acariciarme, de besarme, me dejaba mandar a mí…

Uno y mil besos, labios a labios eternos, mordiscos, caricias, susurros, ternura, pasión, sexo suave lento, salvaje, sexo sin pensar, sexo que fluye de un abrazo, sexo con sabor a pasado… Sentir su humedad entre mis dedos, deslizarme por su suave piel, giros mágicos, movimientos al ritmo de nuestras caderas, rodillas, roces, caricias, sexo de calidad, sus manos acariciando mis pechos…

Su olor, su piel… Su vida, mi vida, sus palabras: estas muy buena, tienes la puerta de mi casa abierta para cuando quieras, que haces mañana?, duermes conmigo… 

Subidón de autoestima al amanecer… Despertares a besos a mil besos… El desayuno en la cama… Sentirme momentáneamente como una princesa… Caricias… Mimos… 

Tan solo un pensamiento en mi cabeza, mil ganas de volver a repetir... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario