lunes, 14 de septiembre de 2015

"No es que me emocione cada amanecer es que es el primero en que me vienes a ver..."

Pensar en todos menos en ti, un desafío muy difícil de conseguir...

Un deseo que cada día late dentro de mí, una esperanza desesperanzada que yo misma me niego a conseguir...

"No es que me emocione cada amanecer es que es el primero en que me vienes a ver..."

su canción de motivación para el balonmano, una canción de la bso de mi vida, casualidad, destino, yo sigo teniendo claro que por más que te lo niegues, te hagas la dura, la valiente, eres calcadita a mí, pero todavía no es tu momento y el mío si y me muero de ganas de recuperar tu amistad y yo ya no sé qué más pasos puedo dar...

Lo he intentado todo, todo y todo, bueno me falta algo emborracharte y besarte, pero ni me atrevo hablarte como para invitarte a salir conmigo y encima que aceptes...

Te susurraría al oido... "Cuanto alcohol más necesitas para atreverte a besarme" y descolocarte por completo... Dejarte sin palabras, sin argumentos, que te rindas ante mis encantos...

Olvídala, déjala, bórrala, piérdela en tu pensamiento de una vez y para siempre...

No es que me emocione otro amanecer,

es que es el primero en que me vienes a ver,
es que yo ya no quiero verlo sola otra vez,
es que sola no tiene gracia ni placer.

Cuando tus ojos se fijan en mí,
vivo mil aventuras sin salir de aquí,
y yo ya no puedo parar de reír,
porque sé que tú ves lo mismo que yo,
pídeme lo que quieras y diré que sí,
pide una tontería, pero nunca...

No me faltes nunca,
yo tengo derecho a ser feliz,
no te vayas lejos,
lejos es muy lejos para mí.

¿Dónde vas?, volverás.
Dime que me llevarás.
Quiéreme, bésame.
Déjame tu huella al amanecer.

Y es que si estás cerca me siento mejor,
desde que te conozco soy mucho mejor,
sé que puedo amarte todavía mejor.
Quiero que me ayudes con la respiración,
si me caigo al suelo, ya no siento dolor,
si te beso y bebo, no distingo el sabor.

No me faltes nunca,
yo tengo derecho a ser feliz,
no te vayas lejos,
lejos es muy lejos para mí.

¿Dónde vas?, volverás.
Dime que me llevarás.
Quiéreme, bésame.
Déjame tu huella al amanecer.

Cuando tus ojos se fijan en mí,
vivo mil aventuras sin salir de aquí,
y yo ya no puedo parar de reír,
porque sé que tú ves lo mismo que yo,
pídeme lo que quieras y diré que sí,
pide una tontería, pero nunca...

No me faltes nunca,
yo tengo derecho a ser feliz,
no te vayas lejos,
lejos es muy lejos para mí.

¿Dónde vas?, volverás.
Dime que me llevarás.
Quiéreme, bésame.
Déjame tu huella al amanecer.


Ojala yo fuera tu canción, pero a día de hoy NO es NO y me ahogo y me asfixio y me desespero pero NO puedo hacer nada más, lo he intentado todo y todo es un casi si en tu mirada, pero es un NO frío, helado, congelado en una realidad muy real que no puedo cambiar ni ahora ni creo que nunca salvo que un día tú quieras así sin más...



Enviado desde mi iPad :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario