viernes, 22 de mayo de 2015

Lo único que no envejece nunca son las miradas...

Ya han pasado 10 años…

Acabo de hacer un vídeo a una amiga por los 10 años casada con su marido y aquí estoy llorando sin poder parar… Sus fotos de la boda, su felicidad, sus caritas de enamorados, su hija, su familia… Les he escrito un texto basándome en lo que me inspiran, en lo que me producen cuando los tengo cerca…

       Sabes quizás nuestra historia de amor no es de las más bonitas, pero a mí me da igual es la mejor, la más auténtica, la más duradera, LA NUESTRA...

      Han pasado ya 10 años desde aquel día, hemos tenido nuestros altibajos… pero pase lo que pase siempre siempre hemos estamos muy unidos, porque tú te refugias en mí y yo en ti...

     Adriana es lo más bonito de nuestras vidas, vivir esa experiencia junto a ti, ha sido precioso, tu ultima locura: el pádel, yo siempre a tu lado, mis problemas, son tus problemas… pase lo que pase siempre caminaremos juntos y de la mano, porque sin ti me siento perdida y junto a ti me siento llena de vida, vida que cada día cuando me despierto a tu lado me da una razón para sonreír...

Te quiero Sergio, por 100 años más a tu lado Susana



A ella la adoro es una de mis súper mamás favoritas mi Susanica y mi Eva la verdad es que son mis confidentes y mis amigas, las únicas que me preguntan, que me escuchan y que me ayudan siempre e incondicional
mente… No me imagino mis semanas sin ellas, mis fracasos amorosos sin contar con su apoyo…


Tras hacer el video me doy cuenta que lo único que no envejece nunca son las miradas, las caras envejecen, tienen arrugas… Pero las miradas, la esencia, la forma de mirar esa permanece en el tiempo, ellos dos se miran igual que hace 10 años y eso para mi es muy bonito y otra vez a llorar, madre mia últimamente estoy de lagrima muy muy muy muy fácil…

Yo ya me había montado mi propia vida así, fotos en bodas de nuestros amigos, las fotos de nuestra propia boda, hubiera sido en el 2005, pero hoy en día no tengo nada de eso y tan siquiera sé si algún día lo podre alcanzar, es una utopía, algo que un día yo tuve al alcance de mis dedos, que era real… Pero no me aportaba felicidad, yo no era feliz, ni podía ser yo y ahora que soy feliz y puedo ser yo no tengo nadie en el amor con quien poder compartirlo, la felicidad compartida dicen que sabe y sienta mejor, no con mi pareja, ni mi amiga especial, me quedo con mi gente, con mis amigas que se han convertido en una familia para mí, ya que la de verdad deja mucho que desear…

Y vuelvo a ver el vídeo una y otra vez, y me dan envidia es envidia sana, y no puedo para de pensar y si yo ya he llegado tarde, para escribir mi propia historia de amor con alguien…


Si empezar mi historia se convirtiera en un reto inalcanzable, algo imposible de conseguir, en mi mayor desafío en esta vida, pero no puedo hacer nada porque todo tiene que surgir, igual que un día surgió una amistad de la nada y hoy son el motor y mis alas cuando me niego a despegar el vuelo del suelo…

Y las cosas suceden sin más, sin explicaciones, y será fácil y me reiré y no llorare, todo empezara a girar, lo que pasa es que todavía debo de tropezar más veces en la dura piedra del amor no correspondido, esa que a veces me llega a asfixiar, mi gran losa, antes era la amistad, las amigas de verdad y ahora el amor fresco, natural, sano como un día de playa con todo el horizonte despejado, sin nubes ni blancas ni grises, ni negras, tan solo el cielo azul azulado…

No hay comentarios:

Publicar un comentario