viernes, 6 de marzo de 2015

Hoy otra vez más me has atrapado entre tu cuerpo y mis deseos...

Hoy otra vez más me has atrapado entre tu cuerpo y mis deseos...

Una mirada cómplice y despistada... Un roce en un descuido de mi cuello... Tu sonrisa pícara te delataba... La nota escrita con prisas en mi cuaderno me lo confesaba... "Te espero en 35 min en el garaje".. Tu mirada cargada de deseo, creo que ese es el primer día en que pude ver unas ráfagas de amor desteñido y desinflado...

Me preparo para las 18 doy una última pasada a los sentimientos encontrados en mi interior, el angelito blanco habla, tiene mujer, angelito rojo y? Es ella la que te busca, angelito blanco... No vaya... Rojo debes de ir...

Una llamada a mi centralita pensaba q sería mi Ana! Pues no era su Esther en 5 min en su despacho! Sus gracias y por favor inexistentes me decían q era una orden la que debía cumplir...

Ana y Esther... Esther y Ana... Mis dos únicas perdiciones mis grandes tentaciones... Ana rubia... Esther morena... Ana y su mirada tímida y despistada... Esther y su mirada desafiante y decidida... Tan sólo tenían una cosa en común y ninguna de las dos lo sabía, yo... Su gran deseo, sus ardientes ganas de disfrutar conmigo, lo que hacía muchos años q ya no funcionaba entre ellas...

Toco con los nudillos la puerta de Esther! Su Esther y mi jefa, suena su voz, adelante!
Entro temerosa, dudosa, nerviosa, mil preguntas revolotean en mi interior y si nos ha pillado, si ha visto los vídeos con Ana nuestros escarceos, nuestros besos...

Me siento frente a ella, observo ese lugar miro a un lado y al otro observo un sofá de esos chester, el clásico sofá rojo de las películas, pienso en si ella y Ana... Puafffff un escalofrío recorre toda mi piel... Sigo observando su despacho, hay dos fotos una de ella con mi Ana, pienso ilusa de mi es su Ana... Y otra de ellas dos juntas sonriendo, una gatita y una niña en medio de no más de 6 años que lleva gafas como Ana y se parece mucho a ella, la niña sonríe, está feliz...

Un golpe en la mesa me devuelve a la realidad... Esther está frente a mi algo enfadada, María no te he llamado para perder el tiempo, quiero que me hagas un favor!

Yo conocía a Esther de hace mucho mucho tiempo atrás, ella ni me recordara pero íbamos juntas al mismo colé con uniforme, bata y coletas... Era más mayor que yo pero jugábamos en el equipo de basket las dos!

Recuerdo como era la líder, otro golpe en la mesa María me has entendido? No me había enterado de nada...

Por cierto ayer llevabas un vestido muy bonito, como te lo vuelvas a poner te lo quitare... Se levanta, cierra la puerta y se va!

Así es Esther decidida, exigente y con las ideas muy claras... Salí del despacho intentando ordenar mis ideas y mi cabeza, no sabía muy bien por dónde empezar... Sus últimas palabras...

Las 18 h mi Watch empieza a vibrar! Ana!!! El parking!!! Esther!!! Su frase!!! Salgo a toda prisa hacia el ascensor, Ana que me ve, antes de que se cierren las puertas consigue entrar en su interior! Me mira y me dice hacemos un Lword! Detiene el ascensor, en modo limpieza se para, a las 18 no queda nadie en la oficina los Viernes a las 15 h todos para casa... Modo limpieza tenemos dos horas para dejar volar nuestra imaginación...

Me mira y me desea, deseo sus labios, acariciar su piel, deseo perderme en sus caricias... La tomo del brazo y la acerco a mí... La beso, juego con sus labios, la vuelvo a besar pienso en que la besaría una y mil veces al día... Muerdo sus labios suavemente y estiro de ellos hasta que la tengo frente a mi, la desnudo con la mirada... Se desata la pasión, la locura no hay ni un atisbo de cordura que me haga recobrar la razón... Empieza hacer calor, su sudor resbala entre mis manos... Me separo y la miro va vestida con un traje de chaqueta y pantalón negro, resaltan sus rizos rubios...


Es una mónada pienso en mi interior, le digo estas preciosa, en serio que te gusta? Me he vestido así por ti... Sus frases, sus palabras, sus aires de chica despistada, su voz...

Comienzo a desabrochar los botones uno a uno de su camisa blanca de seda, poco a poco comienza a resbalar entre su piel... Dejándome ver su cuerpo desnudo, esa espalda perfectamente definida de horas y horas en el gim me hace enloquecer... Le susurro que la deseo, ella contesta con un yo más a ti... Y la ropa vuela por el ascensor... Chaquetas, pantalones, faldas, americanas... Todo se mezcla sin orden ni control... Me siento encima de ella su sudor resbala por mi cuerpo... Sus caricias me desean, sus dedos me buscan pero todavía no me encuentran, no le dejo, la aparto, esta vez me toca a mí, ella está sobre mí, mis manos empiezan un camino q acabara en placer... Abro sus piernas, deslizo mis dedos, siento su humedad, la miro y la deseo, se deja llevar, empiezo lento, después poco a poco incrementó el ritmo, hasta que no puede más y estalla en mí... Tiembla y como puede se abraza, se aferra a mi cuerpo y mientras su mirada me suplica perdón sus deseos me piden más!

Se mueve el ascensor... Pienso ya han pasado dos horas, entre nuestro sudor y nuestra pasión... El tiempo se desvanece cuando ella está cerca de mí... Nos vestimos con prisas... Se ilumina su reloj!!! Puedo leer Mamaaaaa dónde estás?

(Fragmento de “Deseo”)


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario