sábado, 14 de marzo de 2015

Ese momento en el que tú reflejo en el espejo te muestra guapa pero tú no te sientes así, tu mirada no brilla y tu sonrisa se niega a salir...

Ayer salí con mis amigas de verdad, las que la cague las veces que la cague siempre están a mi lado, nunca se alejan demasiado...

“Cuando todo el mundo te falla... Siempre te quedan las de verdad, las que cuando silbo están las primeras y ojalá no me falten nunca! Mil gracias por no dejarme sola en mis momentos de bajón!! Mil besicos!!”

Estrenaba vestido, botas y brazos casi definidos de gim, todavía me queda mucho por pulir, pero están mucho mejor que el año pasado por estas fechas, así que poco a poco voy cumpliendo los objetivos que me voy marcando...

Mientras me arreglaba miraba mi imagen en el espejo y reflejaba tristeza, mis ojos no brillaban de felicidad, por más luz q me diera en los párpados, más sombra brillante, mi mirada estaba apagada y triste...

Perfile mis labios, me puse ese pintalabios que a una amiga le gusta tanto... Me puse sombra verde, eye liner, rímel, maquillaje, polvos un pupurri de mejunjes que un día una persona muy importante para mí me enseño a utilizar, persona de la que aunque yo no quiera me sigo acordando de ella cada día que me voy a maquillar sin querer...

Mientras estaba frente al espejo escribía Whats y tus palabras cada vez más feas, "hace frío", "paso de salir", "búscate una churri", "pásatelo muy bien", "yo sí que tengo 31 reales, no 21 de espíritu como tú"...

Me mire al espejo y me acorde de mis ellas, esa noche no iba a ver a ninguna, una porque hace más de un año q no la veo, la otra por bocazas por intentar ayudarla me castiga esa noche sin vernos y la otra que le doy las llaves de mi vida, ella no lo sabe y además no las quiere y la otra en Valencia....

Llega un momento de mi vida en la que tengo a más gente en la que no debo pensar que en la que puedo pensar, es una sensación rara, son personas por las que yo daría todo y ellas por mí no darían nada... Quizás porque como dice princesa azul, "Te dije una vez que esperas demasiado de la gente"…

Mi mirada no brilla, mi sonrisa no sale y yo cabezota no paro de buscarla, me hago mil selfies pero en todas igual... Fea me siento fea por dentro a pesar de estar espectacular por fuera... Vacía, triste y un poquito hundida... Mi mirada es tan transparente que si me miras a los ojos te lo dice...

Cenamos en un chino, adoro los chinos... Ensalada China, rollito de primavera, arroz tres delicias, pollo con almendras y ternera con bambú y setas... No estoy en las conversaciones de mis amigas, me aisló, intentó poner interés, me río pero no me entero, te echo mucho de menos, pensaba que estarías a mi lado y compartiríamos risas, me preguntan por ti, evito contar la verdad, pero bueno hay que ser madura, e intentar borrar de mi mente los pensamientos que no nos dejan avanzar... La he cagado así que debo de tener paciencia, esperar y esperar que pase el tiempo y se te pase...

Me distraje de pensar en mis ellas haciendo mil fotos absurdas con las flores de plástico... Fuimos a un bar estaba lleno de nenes, me negué a levantar la cabeza del suelo y tan sólo miraba a la pared, no estaba de humor de aguantar a nadie esa noche, ya tenía bastante con aguantarme a mí misma, bailamos y bebimos...

Un litro de vodka con naranja compartido, la última vez que compartí un vodka de naranja fue contigo, pienso en tus sonrisas, en tus palabras "búscate una churri" en mis silencios, en mis ganas de decirte "yo quiero que tú sea mi churri"... Mis pensamientos se desvanecen de mi mente... Me encantaría que estuvieras aquí a mi lado, pero yo no soy tan importante para ti... Han pasado más de 100 días desde que compartimos el litro y hemos vivido muchas cosas juntas... Pero tú no eres para mí, tienes novio, te gustan los chicos y yo soy una chica y debo asimilarlo de una puta vez y continuar con mi vida intentando ser feliz...

No quiero mirar a nadie sigo frente a la pared perdida en mis pensamientos, el litro frío me deja heladas las manos, miro los carteles de las paredes, son de esos que brillan en la oscuridad... Frente a mí a pocos centímetros hay un espejo me desplazo y me sorprendo de la imagen que refleja, allí estaba yo muy muy muy guapa de exterior pero muy muy muy muy jodida en mi interior, no podía montar una pataleta a mí misma por mis acciones así q deje de mirarme...

Me pase la noche mirando a chicas q no me devolvía ninguna la mirada normal, son heteros... Miraba mi móvil como desesperada por si alguna se hubiera dignado hablarme pero tan sólo había silencio... El silencio de mi móvil contrastaba con la música ensordecedora del ambiente... Los movimientos de la gente y mientras yo y mi actitud perdida en mi mente inmóvil ante mi vida, mi mirada inerte y vacía...

Las horas pasaban lentas, otras noches vuelan y esta se estaba convirtiendo en una lenta agonía... Al salir del bar pude sentir una mezcla de desilusión y desesperación, había perdido una noche por mi actitud, fui hacia el coche, llegue a casa, me mire en el espejo y otra vez más el reflejo era bonito si pero no de verdad, me desmaquille, me puse el pijama y me dormí abrazada a mi gatita...


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario