sábado, 3 de enero de 2015

Entrar al gim verte, temblar e intentar disimular...

Y aunque yo no quiera sigo viéndote y me tiembla todo...

Hoy te he vuelto a ver después de mucho mucho tiempo... Estabas en nuestro gim...

Mientras tú hablas con la monitora de natación de mi hija, si todo muy normal! Yo entro en la sala te veo frente a mí, eran las 21 no pensaba que estarías todavía, pero una vez más la casualidad nos quiere juntar… y tiemblo, y disimulo, y hago que no te he visto, y me siento muy torpe, y se acerca “asm” y se pone hablarme, súper oportuno el, me colapso no puedo hacer tantas cosas a la vez, disimular, hablar, correr, respirar si estas cerca de mi…

Intento tomar aire y respirar con tranquilidad, no me salen las palabras, me pongo la cinta a 8km, empiezo a correr, te miro de reojo en el cristal, observarte en silencio, yo y mi miedo hablarte... Yo y mis miedos absurdos, yo y mis no quiero sentir nada por ti... Una y mil veces me lo puedo negar a mí misma, pero cuando te tengo cerca todo tiene vida propia y se salta las barreras imaginarias que me he creado para no volverme loca pensando en ti...

Veo tus fotos y me muero de amor, como nunca me había pasado con nadie, lo supe el primer día que mi mirada se cruzó con tu mirada despistada... Y tu ni me miras soy invisible para ti... Y sólo tú eres capaz de ser borde con mirada tierna...

Podré negármelo una y mil veces pero si te veo, te deseo... Deseo cuidarte, mimarte y quererte para siempre... Pero no eres para mí así que sólo puedo dejar de pensarte, convencer al destino que nos deje en paz y no nos cruce más... Pero es cabezota y una vez más lo vuelve a intentar...

Siempre todo en esta vida pasa por algo, nuestros cruces ocasionales son fruto de algún plan oculto para nosotras aunque tu te lo niegues una y mil veces más... Se que NO eres para mí a pesar de un día deslumbrarme con el sol de tu sonrisa... Dejarme ciega con esa "sonrisa al sol" que tanto calor me dio en los días más fríos y tristes de toda mi vida...


Nunca he podido darte las gracias por aparecer en mi vida... Ni nunca hemos hablado de nosotras... Nunca hubo un nosotras tan sólo hubo un comportamiento cordial que una vez más yo confundí con algo más...

Tú mientras sigues buscando a tu príncipe azul, cariñoso, guapo, simpático, que te haga reír, que te quiera con locura... Ósea alguien como yo pero en chico... Sigue buscando pero dudo que lo encuentre, para mí siempre serás una persona muy muy muy muy especial… Lo q yo siento por ti es algo profundo y muy bonito que nació de una casualidad, sabes ojalá yo fuera tu destino y acabarás conmigo... Pero lo dudo..
Todavía me queda una mínima esperanza y sigo pensando que eres más como yo, quizás el tiempo me dé la razón o quizás no...

Es doloroso verte y no poder tenerte ni como una amiga... Me duele cada poro de mi alma, se me clava como un puñal tu indiferencia total y absoluta hacía mi...

Si no me hubieran dado mis múltiples ataques de sinceridad, seriamos súper amigas, quedaríamos para ir juntas al gim, me ayudarías, me escucharías, nos reiríamos tanto, quizás el tiempo me ayude a olvidarme de ti, mientras tanto voy a seguir viviendo intentando no pensar demasiado en ti...

La mentira se descubre con mentiras de verdad o las verdades de mentira, me encantaría no poder ver y soñar con que quizás algún día tú mi mayor sueño se pueda convertir en realidad...

Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario