domingo, 16 de noviembre de 2014

Tu luz se apagó, se perdió un día nublado frente al mar...

Quizás debería de hacerle una visita al mar, pasear por la playa de mi mano... Compartir mi soledad con las olas... Observar a extraños... Calmar este dolor que me quema y me arde por dentro... Mirar mi desesperación en el reflejo del mar... Diluyendo mis deseos... Ahogando mis esperanzas de estar junto a ti...

El mar me calma, me da la vida, me ayuda a recuperar las fuerzas perdidas...

Te dibujo en la inmensidad de mis pensamientos, te veo en el abismo de mis deseos... Te siento tan tan lejos... Siento frío... Mi vida se congela en el hielo de tu indiferencia…


Mis manos asomando por las mangas de mi sudadera gigante y calentita... Me cobija, me ayuda, me mima...

Miro al horizonte... Me pierdo en mis anhelos...

Yo y el mar, mi auto medicina, mi cura, mi recarga de energía, de paciencia, mis dosis de oxígeno puro, limpio, sano... Mis pulmones se llenan de aire sin ti.... Mi respiración ya no baila a tu luz... Tu luz se apagó, se perdió un día nublado frente al mar...

Si cierro los ojos, viajo mentalmente, siento que estoy allí, una suave brisa baila con mi melena al compás del viento... Esta nublado el tiempo y mi vida sin el sol de tu sonrisa... Mi cuerpo tiembla de frio... Frío por no poder tenerte... Yo tirito de frío por ti…

El tiempo me cura, me desinfecta, me ayuda...

Mis oídos se pierden en la melodía del mar, las olas mueren en la orilla... Mi vida ya no es naufraga de tu sonrisa...

Mi piel se eriza de sentimientos eternos... Imposibles de alcanzar...

Nuestro reloj de arena se ahoga en medio del mar... El tiempo no lo puede rescatar y se hunde en el abismo del juego, del azar... De las miradas despistadas...

Perderte para poder encontrarme, desearte sin desearme, quererte sin quererme... Absurdo deseo... Pensamiento efímero... Cierro los ojos y te pienso...

Te veo como un recuerdo q no quiero olvidar, pero q debo olvidar, seguir viviendo a pesar de ti... Nunca te olvidare, no eso jamás, pero aprenderé a vivir sin pensar en ti...

El mar nublado y frío... Sol de invierno que se escapa entre las nubes desordenado... Sol que quiere calentarme pero no puede, no le dejo, estoy congelada sin ti, pero el mar es cabezota e insistente, me baña la piel con tímidos rayos de luz, quiere iluminar mi vida de nuevo... Yo cansada de luchar en un amor inventado esta vez me rindo y le dejo...

Quizás ese leve cosquilleo que hoy empieza aparecer, mañana sean mariposas correspondidas y por fin de verdad!


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario