domingo, 2 de noviembre de 2014

Tú a escasos centímetros de mi, yo a infinito más uno de ti...

A tan solo unos escasos centímetros de mi...

Te tuve tan tan tan cerquita, que casi nos podíamos 
rozar... El auditorio lleno y yo tan solo tenía ojos para ti... Nuestras miradas no se cruzaron ni un instante... Cada una a lo suyo, amigos comunes... Ningún roce fortuito, nada de nada...

Todo muy normal y natural, la tensión tan grande, los nervios sobrenaturales ocultos a las miradas de los demás... Sólo me mataban a mí, me consumían lentamente una vez más!

Conversaciones, risas, bailes, miradas, luz, oscuridad, apareces, desapareces...

Tu mejor amiga nos hace una foto, la inocencia quizás hasta nos podían presentar... Dos besos sin más... Menos mal que nadie lo hizo... Es curioso lo que llegue a sentir sólo al pensar tenerte tan cerca de mí, mi corazón dejo de latir, mi cabeza daba mil vueltas, pensamientos, deseos, esperanzas, quizás, ojalás pero tan sólo una única realidad silencio una vez más!


Yo bebía dosis de desilusión mezclada con una gotitas de esperanza ahogada en la indiferencia total y absoluta que te produce tenerme tan cerca...

La música sonaba y tú me hablabas con silencio... Tu mirada me congelaba... Yo tan sólo tímidamente te observaba... Me dieron ganas de llorar, de ir y hablarte... Empezar con un Hola!! qué tal? Pero me daba miedo tu reacción y sigo sin poderte hablar…

Buscaba la valentía en vodka con naranja, en chupitos de tequila con limón... Y tan sólo encontraba cobardía y desilusión...

Tu decisión es ignorarme, hacer que no existo, y yo me muero de ganas de hablarte pero mis palabras no suenan... Se pierden en la distancia que has trazado entre nosotras... Líneas paralelas, líneas curvas, asíntotas que por más que lo deseen nunca se van a encontrar...

Sigo pensando en ti... A pesar de no querer, vuelves a mi mente una y otra vez como la luna abraza cada noche al mar...

Ayer no te debería de haber visto, pero te vi y al volver a casa mareada por el alcohol, asqueada por nuestra situación... Te llore, ojalá en cada lágrima absurda que mis ojos derraman por ti, te disolvieras, te escaparás de mi mente de una vez y para siempre...

Me siento como una adolescente que llora por primera vez un desamor... Torpe... Absurda... Idiota... No hay consuelo en este mundo para un amor ignorado, silenciado, congelado en un silencio helado...

Tú a escasos centímetros de mi, yo a infinito más uno de ti...


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario