martes, 11 de noviembre de 2014

El día que dejes de dormir abrazada a mi será que te has hecho mayor...

Pienso eso mientras acaricio tu pelo... Te has quedado dormida abrazada a mí, estábamos viendo modern family y por fin! el cansancio te ha vencido... Tú apoyada en mi tripa... Sin camiseta, tan solo mi piel y tu piel, me encanta cuando me levantas la camiseta y un escalofrío recorre mi piel, tú te ríes... Sabes adoro tu risa, es el mejor sonido del mundo, la melodía perfecta que nunca me cansaría de escuchar...

Siempre te gusto dormir así, eras muy peque tan apenas llorabas y yo te ponía encima de mí, mi respiración te tranquilizaba y hoy tu respiración me tranquiliza a mí...

Tu presencia me da calma, paz, tranquilidad, relax... Me hace sentirme como en casa, me siento tan a gusto cuando estoy contigo... Que cuando no te tengo la oscuridad me invade sin piedad... Tu presencia me da calor y tu ausencia me hiela los sentidos, los congela y los rompe en mil pedacitos...

He aprendido a pasar los días sin ti, ocupando mi tiempo en mil cosas para evitar pensarte demasiado...


Te observo dormida, eres preciosa, mi hija, mi mini yo, pero sabes yo no quiero que seas como mi yo de antes, mi yo del pasado, llena de inseguridades, de miedos... Incapaz de afrontar mi propia realidad, por miedo a mí misma y a que dirán los demás... Mi yo del futuro no es la más valiente y decidida del mundo, pero poco a poco va aprendiendo y mejorando...

Yo prefiero que seas valiente y decidida que afrontes la vida mirándole a los ojos, que nadie te humille nunca, ni te diga que tienes que hacer, tú tienes que ser tu misma sin importarte lo más mínimo lo que digan los demás...

Eres tan pequeñita, tan frágil y a la vez tan lista, tan valiente, cada día que paso a tu lado me regalas una lección de la vida, tu forma de ver la vida, tan transparente, tan simple, llena de bondad, de ternura, sin malicia...

Eres un trocito de pan, eres una niña y para ti no existe la maldad, el día que te des cuenta que la vida es dura y q no siempre podemos tener a quien queremos ojalá pueda estar a tu lado para consolarte, para ayudarte, pero para eso todavía te queda...


Te intentare enseñar lo mejor que pueda para afrontar las decepciones que te dará la vida...

Físicamente te pareces tanto a mí, pero por desgracia no eres como yo, eres como él rencorosa, enfadica, pillas mil cabreos absurdos al día y derramas un montón de lágrimas absurdas, para nada, espero que todo sea una fase y se te pase... Pero mucho me temo que no...

Te has despertado mientras te llevo a nuestra cama, me has mirado y me has dicho "te quiero mama", he deseado congelar ese momento para siempre, tu vocecita infantil me quiere, espero que en el futuro tu voz de adolescente no me odie demasiado...

Para mí siempre serás mi niña, te quiero peque...


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario