martes, 6 de mayo de 2014

A veces siento que el cierzo susurra mi nombre...

A veces siento que el cierzo susurra mi nombre... Se escapa sin pedir permiso de tus labios... Vuela hasta mis oídos… Me confunde y me atrapa sin pensar... Sonido mudo... Sonido oculto a mi mundo... A tu mundo... A la realidad...

Jamás te he oído pronunciar mi nombre, no sé qué sonido tiene en tu voz...

Despistada siento que escucho mi nombre, que lo pronuncias casi sin pestañear…

Tu voz se cuela en mis sentidos... En mi cabeza... En mi pensamiento... En mi... Dulce melodía que agita mis sentidos a traición... Los vuelve locos, los enciende y los apaga a la mínima ocasión...

Quizás no me nombres nunca, nunca tus labios lleguen a pronuncien las cuatro palabras de mi nombre...

Mi nombre tan sólo sea uno más, un nombre mudo para tu corazón... O Un nombre que te niegues a pronunciar... Nombre simple y cortito pero capaz de incendiar tus sentidos... Y hacerles pensar...

Tu mirada me dice lo que tus labios se resisten a pronunciar…

Tu sonrisa... Tu mirada... Tus gestos... Tus detalles... Ese magnetismo que desprendes... Tu naturalidad... Tu sencillez... Tu humildad... Tu simpatía... Tu complicidad...Tus detalles...Tus frases... Tu empatía... Tu personalidad tan fuerte y tan frágil a la vez... Delicada y dulce... Fuerte y simple...Complicada y desordenada… Deportista y juguetona…

Escuchar mi nombre de tus labios es lo que yo deseo más…

Tan solo nómbrame y ya nada será igual…


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario