jueves, 27 de marzo de 2014

A veces con pedir perdón no basta...

A veces con pedir perdón no basta, a veces el perdón no sirve para curar decepciones, quizás mi comportamiento en muchas ocasiones no es el más adecuado, quizás me paso de celosa, de posesiva, de creída, de humilde, de cabezota... 

No lo sé... A veces no entiendo que hago mal...

Pero qué queréis si nunca he podido ser yo misma, ni decir lo que pensaba en cada momento... Y ahora tanta libertad no la se llevar, me cuesta mil y la cago una y mil veces… Hay personas que no lo entienden o que no me entienden...

Tras estar tantos años completamente anulada, sintiéndome una mierda, un cuatro raspadillo... Gracias a la gran gente de le que había estado rodeada durante toda mi vida... Me han manipulado como les ha dado la gana, tanto la madre como el hijo... Hasta qué un día dije basta!!! Y me rebele y bla bla bla...

Ahora yo actuó sólita, pienso, decido y muchas veces la lío… A veces me siento como un bebe que empieza a andar por primera vez... Va despacito poco a poco y le da miedo todo, pero siempre tiene una mano a la que agarrase papa o mama están a su lado para que se sujete, para que avance seguro...

Pues en mi vida paso algo parecido, me busco personas que hagan en mi vida la función de papa y mama, y cuando esas personas se alejan de mi vida yo me hundo... Y me vuelven todos los miedos...


Lo gracioso de todo es que yo provoco que se vayan con mi comportamiento, soy yo la que la cago, la que hago "las cosas mal" o "no de la manera que ellas quieren"... Mi comportamiento me ha hecho perder a varias personas bastante importantes para mí en este aprendizaje a vivir de nuevo alejada de él...

Pero ese mismo comportamiento un día lo tuve con una de las personas más importantes para mí y ella no se alejó de mí, simplemente fue paciente, espero a que se me pasara y me siguió dando la mano para caminar junto a ella, porque las demás se han casado de mi? Porque ella permanece a mi lado? Y las otras no?... Es curioso que ella es la única que ha pasado exactamente por una situación muy parecida a la mía, pero la de ella es más difícil todavía...


No sé a veces con pedir perdón no basta, pero me gustaría poder recuperar a aquellas personas que se han quedado en el camino de mi vida, por eso he decidido que ya que no queréis seguir formando parte de nuestras vidas, a pesar de eso, seguís teniendo un rinconcito en nuestro corazón os voy a dedicar una pared en mi cuarto, quiero una pared llena de fotos mías y vuestras sonriendo...

Recordando justo esos instantes en los que reíamos juntas, esos momentos en los que todo estaba bien..
.

Os quiero un montón I I V T y si algún día queréis volver a nuestra vida podéis pasar sin llamar, tenéis la puerta abierta para entrar cuando queráis... 

Y disculpar si os he decepcionado, no estoy precisamente en uno de los mejores momentos de mi vida, estoy empezando a vivir de cero y eso cuesta, puede sonar a una excusa mas, pero nada mas lejos de la realidad...

A veces con pedir perdón no basta...


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario