miércoles, 8 de enero de 2014

A veces cerramos los ojos a la realidad...

A veces cerramos los ojos a la realidad porque lo que estamos viendo no es lo que nos gustaría ver... e ilusa de mi pienso que no lo voy a pasar mal... por negarme a mirar la realidad... ver como te besas con otra que no soy yo... 
Desde bien peque yo lo hago, cierro los ojos a las imágenes que no me gustan, cierro los ojos si veo una peli de miedo, de terror, con escenas de sangre... Si veo un telediario con imágenes duras o accidentes de tráfico... Los cierro... Odio todo lo gore... Si en la realidad veo sangre soy de desmayo fácil...


Quizás es una reacción infantil, puede... No se... lo hago inconsciente, nunca me gusto ver según qué cosas...

Yo misma cerré mis ojos y mis sentidos ante mi condición sexual... 25 años sin ver algo que para el resto del mundo era más que evidente y que yo ciega de mis propios sentimientos me negué a ver...
Hace ya unos días que vivo por el mundo con una venda en los ojos... Una venda que me ayuda a no sufrir...

Mi venda invisible pero real... 

Hay veces que yo misma me tapó los ojos para no sufrir... Imágenes que no me gustan, giró la cara hacia otro lado...

Siento que cuando veo escenas que no me gustan mi corazón se parte en mil pedazos, por eso miro pero no miro…

Soy capaz de cerrar los ojos a la realidad incluso teniéndolos abiertos, evadir mi mirada, desviarla…

Evitarla para que no se crucen con tu mirada y me descubras... Para qué no se noté que me muero por tus huesos...

Mi mirada es muy expresiva y enseguida se descifra fácilmente, mis estados de ánimos se saben por mi forma de mirar...

Una de las personas que mejor me conoce en este mundo sabe perfectamente cuando me pasa algo solo con mirarme a los ojos...

Miradas, mis miradas...


Enviado desde mi iPhone ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario