martes, 7 de enero de 2014

365 hojas por escribir… 365 entradas en blanco del blog de mi vida… 365 oportunidades para ser feliz…

Ante mis ojos 365 oportunidades para ser feliz…

Seguiré siendo yo con mis defectos y mis virtudes…

Seguiré muriéndome de vergüenza cuando me toque ser la nueva… Seguiré siendo tremendamente encantadora cuando me suelte del todo… Seguiré siendo payasa y simpática… Seguiré metiendo la pata… Seguiré siendo la princesa de cuento de alguien, pero esta vez mi palacio ya no está en reparación…

365 días para llorar… para reír… para enamorarme… para ilusionarme… para imaginar… para soñar despierta… para ser simplemente yo…

365 días para tropezar… para caer… para levantarme… para volver a tropezar y para volver a levantarme… pero si algo tengo claro es que jamás me volveré arrodillar ante nadie, ni mirare a nadie desde abajo, ni desde arriba… nadie es mejor que tú, ni tú eres mejor que nadie... esas son lecciones que vas aprendiendo conforme va pasando la vida... tú no eres ni más ni menos que nadie, simplemente eres único e irrepetible y eso te hace ser especial… 

Soy cabezota y protestona… Pero también soy generosa y altruista, no me importa compartir lo mío con los demás… Soy capaz de recorrer 20 km solo para acompañar a un amigo al médico o para darle un abrazo cuando está mal… Soy capaz de mil cosas, si esa persona realmente merece la pena…

Soy tímida y reservada… No me gusta que la gente conozca mi vida, mi vida es mía y la vivo como me da la gana…

Soy romántica y soñadora… Soy paciente, tengo mil de paciencia... Soy extrovertida y divertida… Soy natural… Soy sincera, aunque en muchas ocasiones la cague y lo peor de todo soy muy indecisa, estoy trabajando en ello…

Dicen que soy atractiva, yo solo me veo así algunos días… También dicen que tengo una mirada limpia, sincera y bonita…

Hay 365 días nuevos en los que seguramente me ilusionare, me desilusionare… Descubriré nuevas versiones de mi misma, versiones que algunas me gustaran y otras no tanto…

Haré cosas que me sorprenderán, cosas que ni yo misma pensé que sería capaz de hacer… pero sobre todo y pase lo que pase madurare, aprenderé a crecer, superare los obstáculos que la vida me ponga delante… y no tendré a un gilipollas a mi lado que me machaque continuamente impidiéndome ser yo misma…

365 días para seguir pensando que algún día me llegara el amor… que algún día me despertare con un buenos días princesa susurrado muy bajito en mi oído… con unos besos matutinos con sabor a licor del polo…

365 días para despertarme con una sonrisa y ganas de comerme el mundo, quizás algunos días el mundo se me coma a mi… pero espero que sean los menos…

Y tú para que tienes 365 días? utilízalos bien y recuerda que día que se va, día que no vuelve jamas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario