martes, 12 de noviembre de 2013

Cuando los fantasmas del pasado, intentan volver a tu vida…

Cuando los fantasmas del pasado, intentan volver a tu vida…

Si ya he avanzado, si ya lo he superado, si nuestro tiempo ya paso, no quiero más reproches, no quiero más mentiras, no quiero perder el tiempo… no te quiero más en mi vida…

Hubo un día que mi vida giro en torno a ti… pero lo siento ya no, tu tiempo paso, si te lo callaste antes, te lo callas ahora…

Ya no tienes el don de desordenar mi vida con tan solo una palabra… palabras mudas a tus oídos… mil palabras… mil cumplidos… mil halagos a cambio de silencio…

Mi vida entera se paralizaba con tu sonrisa, me moría de ganas de oírte reír, desde que me levantaba por la mañana hasta que me acostaba en la noche…

Nuestro tiempo juntas, era un puto monologo… yo simplemente me limitaba a escucharte, a intentar ayudarte, a apoyarte, hubo un tiempo que me convertí en tu refugio del mundo… y tú nunca me preguntaste un triste que tal estas? Como lo llevas? Nunca te preocupaste por mí ni un poquito de lo que yo lo hacía por ti…

Sabes jugaste conmigo, me rompiste el corazón en mil pedazos… mis sentimientos plasmados en papel y rotos en mil trocitos… tirados a la basura…

Teníamos complicidad, amistad, confianza… Recuperar eso es muy difícil…

Derrame mil lagrimas por una historia de amor que solo la entendía yo… tus acciones, tus comportamientos me decían que si a gritos… pero de tu boca salía un no…

Ahora vienes a decirme que ese no era un si…

Que cuando nuestros labios estuvieron tan cerca que se podían tocar, no solo sentía yo el deseo de besarte…

Y yo me pregunto qué te da derecho a volver a entrar en mi vida… como si este año en el que hemos sido dos extrañas hubiera sido un tiempo muerto, un tiempo perdido…

Lo más gracioso de todo es que yo lo sabía, lo supe desde el principio que tu sentías lo mismo, que yo… el día que nos vimos tus ojos me lo decían a gritos… pero aceptar la verdad es muy difícil…

Cuando los fantasmas del pasado, intentan volver a tu vida… que hacemos les dejamos entrar?... o les cerramos la puerta en las narices?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario