martes, 22 de octubre de 2013

Sabes...

Sabes me podría acurrucar junto a ti en un sofá... Abrazarte muy fuerte y volverme vulnerable entre tus brazos... 

Sabes podría derramar mil lagrimas si tu estuvieras junto a mi para consolarme... No me vale cualquier persona... Solamente tú...

Muchas veces en mi vida me siento perdida, sin nadie en quien confiar, ni en quien apoyarme, nadie que me aconseje...

La experiencia de mi vida me ha enseñado a no confiar en nadie, mas que en mi misma, por qué las personas que yo creía q nunca me iban a fallar un día lo hicieron y me decepcionaron... Y se me partió el alma... , con la diferencia de que ahora no confío en la gente así como así, me cuesta un mundo abrirme...

Sabes pero por suerte he aprendido a curar mis heridas...

Has vuelto y parece que vas a cumplir ese papel en mi vida o eso es lo que me gustaría que pasara a mi, pero el tiempo me ha enseñado que las cosas no salen casi nunca como las planeamos... Ni como nos gustaría que fueran...

A veces me siento como una niña perdida, que necesita el abrazo de su mama... Abrazo que nunca ha estado allí para mi...

Sabes es curioso nunca nos hemos sentado juntas en un sofá, pero en tus brazos tengo la certeza, de que me sentiría protegida... A salvo...

Cuando estoy contigo mi fortaleza de desvanece y me vuelvo débil... Abrazada a ti puedo llorar, reír  jugar... Volverme indefensa, frágil, transparente... 

Tus abrazos serian el refugio perfecto, mi lugar favorito... Sentirme querida y protegida en tus brazos ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario