martes, 22 de octubre de 2013

Cuantas veces he sido capaz de reinventarme a mí misma… De reconstruirme…

Cuantas veces he sido capaz de reinventarme a mí misma… De reconstruirme…

Mil tiritas he colocado ya, siempre por lo mismo, siempre por el mismo tema… las amigas, esas personas que un día casi sin querer se cuelan en tu vida, se convierten en una parte de tu vida, personas con las que compartías, tus risas… tus malos días… tus manías… tus defectos… tus días buenos… tus alegrías… tus penas… tus fracasos… tus neuras… lo compartías todo… no dabas un paso sin analizarlo con ellas… y cuando ellas ya no están se siente un enorme vacío… un vacío imposible de llenar…

Otra tirita más en la amistad… Quizás soy yo que no se tener amigas?… Quizás son ellas que no saben ser mis amigas?… Quizás?… Quizás han sido demasiado rigurosas, demasiado duras… demasiado inflexibles… demasiado egoístas… en el peor momento de mi vida…

Quizás no las necesitaba justo en ese momento?… Era un momento muy delicado, y no me apoye en ellas… Quizás ellas esperaban más de mí y yo nunca se lo di?... Quizás ellas nunca me han entendido?... Quizás somos de mundos muy distintos y no encajábamos por más que yo me empeñara?... Quizás me hayan decepcionado sus comportamientos y eso afectado a mi comportamiento con ellas?… Quizás espero demasiado de las personas?…

Nuestros mundos eran opuestos… Para la amistad igual que para el amor eso no importa… O eso quería creer yo… Pero el tiempo me ha enseñado que esa distancia es insalvable y que tarde o temprano acaba saliendo…

Lo único que teníamos en común, fue curiosamente lo que nos ha separado…

Las echo de menos cada día…

Pero no voy a pedir perdón por algo que ni siquiera es culpa mía, son unas acciones que desencadenaron una tormenta de sentimientos y eso no se puede arreglar, si ellas sienten que las he decepcionado… yo siento que no me deberían de juzgar cuando estoy en un momento de mi vida bastante complicado… 

Simplemente se tendrían que limitar a esperar, a que yo fuera asimilando todo y avanzando… en fin, como se suele decir fue bonito mientras duro, pero yo ahora mismo no puedo permitirme caer más… así que prefiero alejarme de vosotras y volver a poner otra raya más en mi lista…

Otra desilusión mas, con cada desilusión… me vuelvo más desconfiada… las personas somos fruto de las desilusiones de nuestra vida, nuestras acciones pasadas condicionan nuestro presente y nuestro futuro…


Me costó confiar en ellas y cruzar la línea de la realidad virtual a la realidad de verdad… 

Ahora me pregunto que me llevo hacerlo… Que motivos? Que razones? Me llevaron a querer ser su amiga, tener una casa en Madird, por interés como dicen ellas o simplemente por qué me gustaban sus tuits, sus personas… Si algo tengo claro es que ser una interesada no es ir dos veces al año a Madrid y preguntar si me puedo quedar en su casa, no, eso es sentido común, eso es comprender que si en mi vida he viajado sola, es más que comprensible que me de miedo meterme en una ciudad como Madrid a mi sola y con el coche… 

Pero decirles mil veces que vinieran a Zaragoza, invitarles a todo, ofrecerme varias veces ayudarlas y lo más importante dedicarles entradas en mi blog, cuando es algo que no hago por nadie… Si todos esos detalles no son importantes… Son migajas insignificantes para ellas… Todo eso es tan grave como para romper una amistad de 2 años, cargada de bonitos momentos… Dudo mucho que me leáis pero eso es tan grave como para dejar de hablarse?…

Mis preguntas vuelan por mi cabeza esta noche y no encuentro ninguna respuesta lógica…

No hay comentarios:

Publicar un comentario