miércoles, 14 de agosto de 2013

el amor... por @_mpop_

De mi infancia recuerdo a mis compañeras vistiéndose de novias, hablando del amor, hablando de las medias naranjas... sin embargo yo nunca he creído en príncipes azules, mucho menos se me habría pasado por la cabeza en pensar en princesas azules...

Siempre he sido una persona independiente, pero a medida que crecía notaba que también aumentaba un vacío dentro de mí..., una parte de mi quería creer en el amor pero otra parte siempre me decía que eso no existía, que existe el cariño, la afinidad, ¿pero el amor?, no... eso se lo creían las ingenuas...

Pero sucedió, te conocí y sin apenas saber nada de ti algo se encendió, una chispa que despertó algo que no pensaba que existiera, no pensé que el simple hecho de hablar contigo hiciese sentir a mi estómago como si estuviese en una montaña rusa... yo ya no sabía si estaba enferma o era otra cosa...

Y otra cosa era….

Y de repente en menos de un mes y sin conocernos cara a cara, no podía estar sin ti, sin tus llamadas, sin tus mensajes, necesitaba escuchar tu voz..., se convirtió en muy poco tiempo en algo imprescindible para mí...
Y llegó el día...

Y llegó el día en que nos conocimos, que sensación tan extraña era cuando con el solo hecho de tenerte a mi lado, mis manos empezaban a temblar, yo no sé la de veces que se me caían los panchitos en la cerveza, más que tomar una caña contigo parecía que estaba jugando a hundir la flota...

Te acuerdas?

¿Te acuerdas de aquella noche en la que no podías mirarme a los ojos?, siempre ibas de gallita, fardando de todo lo que me harías, siempre tan chulilla, y sin embargo ahí estabas, a mi lado, en el coche, no levantabas la mirada del salpicadero, ¿dónde se quedo esa chica tan come hembras de la que tanto hablabas?, la verdad es que esa chica tan echada para adelante había desaparecido y en cambio a mi lado tenía a una persona que ni podía girar la cabeza hacia mí de la vergüenza que tenía... 

Entonces lo supe, esa eras tú, la verdadera tu, una chica como yo... 

que lo que más deseábamos y a lo que más temíamos al mismo tiempo era precisamente a esa sensación que ambas experimentábamos.

En ese momento no se qué fuerza salió de mi para decirte que me mirases... y poco a poco mientras levantabas la mirada no pude hacer mas... mis labios se precipitaron contra los tuyos...

Ahí lo supe, supe lo que era el amor... supe lo que es la pasión... supe lo que era sentirse deseada...

@_mpop_

No hay comentarios:

Publicar un comentario