miércoles, 26 de junio de 2013

Y los pétalos y el arroz volaron a la salida de la ceremonia…

Y los pétalos y el arroz volaron a la salida de la ceremonia… 

una lluvia preciosa inundo el ambiente… el sol lucia… todo el mundo aplaudía… y yo solo tenía ojos para mirarte a ti… junto a mí, de mi mano… mirándome con esa sonrisa que consigue derretirme por dentro, fundirme como un hielo al sol… TU SONRISA… te miro estas preciosa de blanco, radiante, ese vestido te sienta genial… estas feliz se te nota, me lo dicen tus ojos… tu mirada… brillan...

Bajo la lluvia de pétalos y arroz… se cruzan nuestras miradas… se detiene el tiempo… se congelan los sentimientos… vuelan a mi mente recuerdos del pasado… cuando yo era la invitada la que estaba sentada en los asientos de atrás, observando sin perder detalle de la ceremonia… el cura, los novios, las lecturas… aquí no hay cura… ni novios… hay novias, que se desean en cada mirada que se quieren con locura…

Yo soy la novia ahora… ya no soy la invitada… sabes siempre pensé que no me casaría nunca, yo era demasiado tímida como para ser el centro de atención de todo el mundo durante un día entero… me moriría de vergüenza pensaba… y gracias a ti una vez más mi vida me enseña… me sorprende… me sonríe…

Y aquí estoy ahora saliendo por la puerta de tu mano después de decir si quiero compartir contigo mi vida para siempre… acabo de declararte mi amor públicamente… delante de mi familia… de la tuya…

Te miro la mano, llevas el anillo que te acabo de colocar, hace tan solo unos minutos... mi anillo de oro blanco, con mi nombre escrito por dentro… ese anillo te acompañara el resto de nuestra vida juntas… te lo quitaras solo en verano para tomar el sol, en eso te pareces a mi… miraras el anillo veras mi nombre escrito y sonreirás…

Mientras los pétalos caen al suelo y el arroz se cuela por tu pelo, te observo… te miro… te amo… estas preciosa, pero preciosa de verdad… te miro embobada… no lo puedo evitar se me cae la baba cuando te miro…

Llevamos juntas 5 años y me sigues pareciendo cada día más atractiva… eres como el buen vino, con los años mejoras… tu piel morena, hace resaltar tus ojos (insertar color)… tu pelo, largo… casi siempre suelto… pero hoy has cambiado… me has sorprendido… llevas un recogido espectacular, un moño raro que deja escapar dos tirabuzones, uno a cada lado de tu cara… tu cuello está perfecto… perfecto para ser besado pienso… bajo la lluvia… me acerco a ti y te beso en los labios… los invitados aplauden… pero a mí me da igual…

Tú me miras avergonzada, pero sé que me necesitas… como yo, te necesito a ti… necesito tenerte cerca, porque me haces ser mejor persona, me ayudas a madurar, me riñes cuando me hace falta… al igual que yo lo hago contigo… discutimos, nos reímos… nos gritamos… nos reconciliamos… pero sobre todo y lo más importante nos respetamos… respetamos nuestros momentos de soledad… nuestra intimidad… dejarnos nuestro espacio y no agobiarnos ha sido vital para que estemos hoy aquí… he tenido y sé que hemos tenido mil momentos para dejarnos… abandonarnos… nos hemos querido… odiado… pero juntas hemos sobrevivido a todo… me acerco a ti y te susurro muy bajito al oído… te deseo… con las mismas ganas y el mismo amor que lo hice la primera vez… me miras y me acaricias el brazo, me atraes hacia ti, acaricias mi cara y me besas en la mejilla… ese dulce e inocente beso eriza todo mi cuerpo… tú lo sabes, me miras, me sonríes… y me susurras muy bajito al oído... soy tuya para siempre… yo te miro y sonrío... por primera vez en mi vida soy muy feliz... 

Y los pétalos y el arroz volaron a la salida de la ceremonia…

No hay comentarios:

Publicar un comentario