lunes, 24 de junio de 2013

El día que le dije a mí madre (muy bajito) que era más bollo que yo...

El día que le dije a mí madre (muy bajito) que era más bollo que yo...

Ayer lo vi claro fue una foto, un instante, un momento y la comprendí... Lucia el sol... Una foto en un lugar perfecto detrás de una fuente preciosa, en ese instante todo el mundo pareció pararse para mí, menos ellas... entendí su actitud, su mala leche continúa, su odio tan grande hacia mí... En el fondo somos iguales...

Ella estaba posando para una foto con sus amigas de toda la vida... La más especial, su amiga del alma, esa q siempre habla con ella, esa q se coló en nuestras fiestas de cumples de peques, esa q siempre acudía a nuestras celebraciones, esa que cada verano entra a mi casa a buscarla para ir juntas a la piscina... su compañera de paseos, de risas, su confidente, su amiga...

Una foto y lo entendí todo... Un gesto ella y ella rodeadas por la cintura... Un detalle insignificante para todos los invitados menos para mí... Abrazar de esa manera a una mujer con la que has crecido a lo largo de tu vida, a la que buscas y encuentras cada verano de tu vida... sólo quiere decir una cosa... Y no hay q ser muy lince para saberlo...

Ese brazo rodeando la cintura, seis mujeres al lado de los novios, quintas las llaman... Una foto más q paso desapercibida para los 200 invitados de la boda… sin embargo, a mí me hizo comprender muchas cosas a las que no les encontraba explicación… lo vi claro, lo entendí… mi madre es bollo y ha vivido una puta mentira de vida... Todaaaaaaa su vida y ya va por los 64... Q agobio 64 años viviendo al lado de un tío q no quería... Despertarse junto a él... Besarle, abrazarle, amarle... cuando en realidad querría estar con ella…
Yo me di cuenta hace 4 años de q no quería estar al lado de quien estaba, me costó 4 años dar el paso, 4 años interminables de besos que no quería dar... 4 año de encuentros q siempre evitaba... 4 años de desesperación... 4 años de negarme a mí misma frente al espejo... De esos 4 años... 2 fueron menos malos, estabas tú... inventaba mil excusas para poder verte… mil pretextos para salir de casa… Pero los otros 2 han sido un puto infierno... No quería sentarme a ver la tv con el... Echaba tanto de menos la forma de acariciar de una mujer, sus besos, sus mimos…Y eso se reflejaba en mi forma de ser... en mi cara no sonreía… estaba triste, fea… ademas dicen que una vez que lo pruebas ya no puedes retroceder y seguir viviendo como sino pasara nada, yo fui incapaz...

Ella incapaz de aceptar q le gustaba su mejor amiga, q por cierto esta soltera, la típica solterona de pueblo... Que nunca ha encontrado marido... Todos muy poco para ella...

Eran otros tiempos... Represión... Ausencia de libertad... Ellas eran las mujeres tenían q encontrar a un marido, casarse, tener hijos, cuidar la casa y bla bla bla... Lo duro q ha tenido que ser para ella estar con alguien q no quería estar... 

Algún día en su lecho de muerte me atreveré a preguntarle porque nunca se aceptó a si misma...? Por qué nunca dio el paso...? Por qué desde bien pequeña ha machacado mi autoestima hasta límites insospechados... ? Por qué no me lo dijo...? Por qué dejo que viviera 11 años de mentira...? Si en el fondo ella siempre lo había sabido...? Porqué nunca dejo a papa...? Quizás miedo de la sociedad...? Por nosotras...? Miedo de sí misma...? Miedo de enfrentarse al mundo y decir soy lesbiana...

Mi madre una lesbiana reprimida durante 64 años... Y yo una chica q hace 4 años se dio cuenta que quizás no le gustaba lo q se empeñaba que le tenía q gustar...
la gran diferencia entre ella y yo... Yo me niego a seguir viviendo sin ser yo misma... Y ella sigue amargándonos la vida no solo a ella misma, sino también a mi padre y sobre todo a mí...

Yo he dado el paso... Me he alejado de él... y mi intención en esta vida es primero ser feliz conmigo misma, aceptarme y después ser feliz junto a una chica, si existe alguna en este mundo destinada para mi… últimamente empiezo a dudarlo…

Ayer el día que le dije a mi madre (muy bajito) que era más bollo que yo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario