sábado, 14 de enero de 2012

naturaleza del amor lesbico

Este articulo apareció publicado en la revista Mgay, numero 42, edición de diciembre del 2000.

El Amor Lésbico Comprende Muchas Facetas:
La mujer lesbiana vive y siente el amor de manera muy diferente a como lo vive y siente la mujer heterosexual. La sexualidad de la mujer es algo especial; tenemos una capacidad muy amplia para dar y recibir placer que no tiene nada que ver ni con la procreación ni con la participación del pene.

El amor lésbico abarca muchas facetas; su base y su fuerza la encuentra en la amistad y comprensión, en la confianza y en el respeto.

La Esencia del Amor Lésbico es la Pura Sensibilidad:
La lesbiana no persigue el placer sexual como finalidad física en la relación con la compañera; esto es, su objetivo no es tanto el sexo, sino que busca más bien niveles profundos de comunicación, esferas de ternura, cariño y delicadeza. La esencia del amor lésbico es la pura sensibilidad. Casi se podrá decir que la lesbiana sexualiza la amistad, pues la relación sexual nace de un sentimiento profundo que tiene su base en el amor.

La Relación Lésbica es Afecto:
La lesbiana valora y disfruta de la sensibilidad y la ternura, sintiendo, viviendo y compartiendo en cada milímetro de la piel de su amante la plenitud de ser ella misma. La relación lésbica es cariño, es la caricia suave, el sexo lento, el saboreo, el conocerse a fondo para una excitación mutua; es la voluptuosidad, la humedad, el beso, las manos, la lengua, el orgasmo físico y mental, es la unión entre dos mujeres que conocen sus cuerpos y los disfrutan plenamente; es una relación de igualdad, sin dominante ni dominado, sin principio ni final; una delicia del tiempo que pasa sin prisa; es vivir el amor en toda su plenitud.

¿Pareja o no Pareja?:
Hablar de una relación de pareja, para mucha gente significa hablar de posesión, de dominación, del encierro físico y mental y la anulación de la personalidad, especialmente y de manera muy dramática, para la mujer.

La pareja esta en crisis, la pareja no funciona, es preciso buscar otras formas de relación, son frases que constantemente se oyen decir. Lo cierto es que, si la pareja no funciona, tampoco hemos visto florecer otro tipo de relaciones más abiertas que puedan sustituir satisfactoriamente a la pareja. Tal vez lo que esta fallando es una comunicación real entre las personas.

La dificultad está en el hecho de que es más fácil recibir que dar, esperar comprensión que ofrecerla, querer nuestra libertad que aceptar la de los demás. Hasta que esto no se comprenda, fallará cualquier relación, incluida la de pareja.

La lesbiana liberada que ha superado los estados de ansiedad y que puede encontrar una compañera que se halle en la misma situación puede considerarse afortunada. Para muchas el problema de la soledad es aún realmente grave. El ideal de un amor libre que sobrepase la pareja y que, para muchas feministas, tiene su respuesta en el lesbianismo, no está a la vuelta de la esquina.

Largos años de lucha reivindicativa nos aguardan para que este ideal sea realizable. Pero entonces, sin embargo, en el seno de una nueva sociedad, tal vez las personas hayan aprendido ya a vivir y a relacionarse más que como seres con sexo, como seres humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario