viernes, 23 de diciembre de 2011

infinitos

simplemente genial ;)

gracias por el vídeo, me parece precioso...


Te quiero como se quieren las cosas que nunca se desean perder. 
Como se quiere sin querer, sin ser consciente. 
Te quiero sin saber hacerlo, sin medidas ni patrones. 
Te quiero de esa manera que atraviesa la piel y empapa los huesos. 
Te quiero por encima de las nubes y alrededor de las estrellas. 
Te quiero de esa forma que ni se entiende, ni se explica. En forma de grito silencioso, de sonrisa triste, de caricias solitarias. 
Te quiero como se quiere vivir, con esperanza, con ganas, con ilusión. 
Te quiero con todo lo que soy, con lo que tengo. 
Como los planes, los días de Reyes y los atardeceres de verano. 
Te quiero y quiero la vida contigo, ser contigo, dormir contigo, soñar contigo, crear contigo. Decorar donde ahora no hay nada, llenar de "nosotros" los "yo". 
Te quiero como se quiere a la mitad de un todo, a un alma gemela, a un compañero de viaje. Como se quiere a un mejor amigo. 
Te quiero como no he querido a nadie, como no he querido nada. Como se quiere el aire, el agua, y el sol. 
Te quiero tanto como necesito que me lata el corazón y se llenen mis pulmones. 
Tanto como los pies para caminar y las manos para recoger los pedazos de mí que quedan sin ti. 
Te quiero mas allá de las fronteras y de los motivos que nos separan. Mas lejos que el horizonte y los fuegos artificiales y mas cerca que lo que te imagino cuando me voy a dormir. 
Quiero quererte, cuidarte, dormirte, soñarte, vivirte, pensarte, esperarte el tiempo que haga falta, recuperarte entre todos los escombros que dejé y explicarte que todo lo que imagines es posible en mi. 
Que soy un lienzo en blanco, que empiezo de cero por ti. 
Te quiero y es para siempre del verbo siempre. 
No como se quieren los demás.
Te quiero para siempre de los que no acaban nunca, de los infinitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario